domingo, 14 de octubre de 2012

¿Existió un Cuerpo Gobernante en el primer siglo?, Parte 2



Pues antes de que llegaran los judíos que Santiago envió, Pedro comía con los cristianos que no son judíos, pero en cuanto llegaron los judíos dejó de hacerlo, porque les tenía miedo. (Gálatas 2:12 BLS)


Como vemos en el texto base de este articulo, Santiago era un promotor de la práctica de las costumbre judías de separarse de los gentiles siguiendo las prácticas de la ley como la circuncisión (Gálatas 6:15), Teniendo esto en cuenta, analizaremos un poco el capítulo 15 del libro de los hechos.

"Por esos días llegaron a Antioquía algunos hombres de la región de Judea. Ellos les enseñaban a los seguidores de Jesús que debían circuncidarse porque así lo ordenaba la ley de Moisés, y que si no lo hacían, Dios no los salvaría. (Hechos 15:1 BLS) Santiago era el que los enviaba, el método que ocupaban se describe así por Pablo.  Tuvimos esa reunión porque hubo algunos que, a escondidas, se metieron en el grupo de la iglesia para espiarnos. Esos falsos seguidores sólo querían quitarnos la libertad que Jesucristo nos dio, y obligarnos a obedecer las leyes judías". (Gálatas 2:4 BLS)

"Pablo y Bernabé no estaban de acuerdo con eso, y discutieron con ellos. Por esa razón, los de la iglesia de Antioquía les pidieron a Pablo y a Bernabé que fueran a Jerusalén, y trataran de resolver ese problema con los apóstoles y los líderes de la iglesia en esa ciudad. Pablo y Bernabé se pusieron en camino, y los acompañaron algunos otros seguidores.(Hechos 15:2 BLS)" Contrario a la práctica de un cuerpo gobernante, la congregación como cuerpo de Cristo manda, Pablo Bernabé y Tito (un no judío) estos tres apóstoles, subieron a Jerusalén por mandato de la congregación de Antioquia para resolver esta doctrina que en Jerusalén se creían con derecho a imponer.(Gálatas 2:1)


 “Al pasar por las regiones de Fenicia y Samaria contaron cómo los no judíos habían dejado sus antiguas creencias para seguir a Dios. Y todos los hermanos se alegraron mucho con estas noticias.” (Hechos 15:3 DHH) Las congregaciones de Fenicia y Samaria, (Recordemos que los samaritanos en un tiempo fueron también señalados peyorativamente por los judíos como nación) eran de diferente opinión a los de Jerusalén.


"Pablo y Bernabé llegaron a Jerusalén. Allí fueron recibidos por los miembros de la iglesia, los apóstoles y los líderes. Luego Pablo y Bernabé les contaron todo lo que Dios había hecho por medio de ellos. Pero algunos fariseos que se habían convertido en seguidores de Jesús, dijeron: "A los no judíos que han creído en Jesús debemos exigirles que obedezcan la ley de Moisés y se circunciden". Los apóstoles y los líderes de la iglesia se reunieron para tomar una decisión bien pensada." (Hechos 15:4-6 BLS) Como vemos, no fueron a exponer esto a un cuerpo gobernante, sino a los miembros de la iglesia, los apóstoles y los líderes, aunque la deliberación se llevaría acabo por estos últimos, la congregación estaba presente en ellas (Versículos 12 y 22)

“Después de mucho discutir, Pedro se levantó y les dijo:  –Hermanos, ustedes saben que hace tiempo Dios me escogió de entre ustedes para anunciar la buena noticia a los no judíos, para que ellos crean…. Todos se callaron y escucharon mientras Bernabé y Pablo hablaban de las señales y milagros que Dios había hecho por medio de ellos entre los no judíos.” (Hechos 15:7,12 DHH)  Contrario a lo que asegura en la obra Perspicacia volumen I Página 161, donde de afirma que esta reunión fue llevada bajo la presidencia del cuerpo gobernante recaída en Santiago, quien realmente controlaba y moderaba la reunión era Pedro,  Pablo nos explica que entre los apóstoles solo había dos con nombramiento especial —“porque El que dio a Pedro poderes necesarios para un apostolado a los circuncisos me dio poderes también a mí para los que son de las naciones—;” (Gálatas 2:8 TNM) A diferencia de cuando hablaba Pedro todos se callaban, Santiago esperó su turno: "Después que cesaron de hablar, , Santiago tomó la palabra, diciendo: "Hermanos, les ruego que me escuchen: "(Hechos 15:13 LPD)

Santiago mismo sabía que había actuado mal al enviar espías exfariseos a las congregaciones para someterlos al yugo de Moisés y no al de Cristo, Sabia que había abusado de la personalidad de Pedro a someterlo a presión para aceptar su punto de vista en público, pero ahora los Dos Apostoles habían hablado frente a todos. Debía parar su error y remediarlo. Tanto mas al habérsele dicho que estaba “provocando a Dios, o tentándolo”(Hechos 15:10) por que somos salvos por la gracia o bondad inmerecida del Señor Jesús, que no era mas su hermano carnal, si no su Señor.(Hechos 15:11)

La manera de remediar de Santiago se nos relata así "Los que no son judíos han decidido ser seguidores de Dios. Yo creo que no debemos obligarlos a obedecer leyes innecesarias. Sólo debemos escribirles una carta y pedirles que no coman ninguna comida que haya sido ofrecida a los ídolos. Que tampoco coman carne de animales que hayan muerto ahogados, ni carne que todavía tenga sangre. Además, deberán evitar las relaciones sexuales que la ley de Moisés prohíbe. Hay que recordar que desde hace mucho tiempo, en esos mismos pueblos y ciudades, se ha estado enseñando y predicando la ley de Moisés. Esto pasa cada sábado en nuestras sinagogas". (Hechos 15:19-21 BLS)

La carta da una explicación de primera mano, rechazando las acciones de Santiago: “Hemos sabido que algunos de aquí han ido a verlos, sin nuestro permiso, y los han confundido con sus enseñanzas. Por eso hemos decidido enviarles a algunos de nuestra iglesia. Ellos acompañarán a nuestros queridos compañeros Bernabé y Pablo”(Hechos 15:24-25 BLS)

Como vemos la famosa carta de Jerusalén no fue el resolutivo de un cuerpo gobernante, fue una disculpa mundial, por decirlo así, y a la vez un acto conciliador  de los actos  de Santiago que tanto daño había hecho a las congregaciones y que había actuado sin consultar a Pedro ni a Pablo.  

Por lo tanto no hubo un cuerpo gobernante, ni lo presidía Santiago como se argumenta en la doctrina que conocemos.

2 comentarios:

  1. PATRICIO.
    Sencillamente la expresion Cuerpo Gobernante o Junta directiva no aparece en la Biblia.
    Se dice que se acudio' para la consulta a los apostoles y ancianos que estaban en Jerusalem.
    Pero no dice que hubiera un "cuerpo gobernante alli.

    ResponderEliminar
  2. Hermano Juan Esteban Gordillo, lo hemos extranado, sus entradas tan precisas, quiero pensar que todo esta bien con usted y su familia, pero por favor dejenos saber como esta o si es que necesita algo y pueda ayudarle de alguna manera. Le envio mi carino Cristiano y espero escuchar pronto de usted, mi correo electronico es josue104460@gmail.com no dude en escribirme, somos un solo cuerpo y nos necesitamos unos a otros, que nuestro Dios le bendiga ricamente.

    Su hermano Josue Guerrero

    ResponderEliminar

Opina: