lunes, 19 de noviembre de 2012

Como nos enseña el Espíritu Santo... Parte 1



Porque donde dos o tres se reúnen en mi nombre, allí estoy yo en medio de ellos."
(Mateo 18:20 DHH)

Algo que es casi mítico para los testigos de Jehová es Espíritu Santo en sus vidas, muchos hasta se preguntan ¿Cómo se sabe que es uno un ungido? Y la mayoría ni saben a que se refiere siquiera la expresión espíritu santo, Piensan que es la “fuerza activa” cuando esta expresión no aparece en los idiomas originales en los que la biblia fue escrita, solo es una añadidura más del cuerpo gobernante a la biblia. Sobre el Espíritu Santo podríamos escribir mas de cien temas así es que en el transcurso de los meses iremos conociendo más sobre este ayudante sustituto de Cristo.

"y yo intercederé ante mi Padre y les dará otro Ayudador; para que esté para siempre con ustedes: "(Juan 14:16 SyEspañol)

En la biblia también se le llama el “Espíritu de Cristo” y el “Espíritu de Dios”, nadie puede llamarse cristiano si no posee  Espíritu Santo:

“Sin embargo, ustedes no están en armonía con la carne, sino con el espíritu, si es que el espíritu de Dios verdaderamente mora en ustedes. Pero si alguien no tiene el espíritu de Cristo, este no le pertenece.”  (Romanos 8:9 TNM).

Así de claro, no tenemos el Espíritu Santo, no somos cristianos, no le pertenecemos a Cristo. No hay cristiano sin ungimiento del espíritu. Los testigos de Jehová piensan que el ungimiento viene mucho tiempo después del bautismo en agua en el nombre de “la organización que  Dios dirige mediante su espíritu”.

Sin embargo la biblia es clara al mencionar que esto no es así. Lo común era que se recibiera el Espíritu Santo al hacerse creyentes, de lo contrario algo estaba mal, notemos:

Mientras Apolo estaba en Corinto, Pablo cruzó la región montañosa y llegó a Éfeso, donde encontró a varios creyentes. Les preguntó:
 –¿Recibieron ustedes el Espíritu Santo cuando se hicieron creyentes?
 Ellos le contestaron:
 –Ni siquiera habíamos oído hablar del Espíritu Santo. (Hechos 19:1-2 DHH)

Entonces poseemos el Espíritu Santo desde que nos hicimos creyentes y lo demostramos mediante el bautismo por alguien que representa al el Padre y al Hijo y al Espíritu Santo, es decir, en su nombre o reconociendo de la  autoridad conferida, efectúa tal bautismo (Lucas 13:35; Lucas 19:38; Juan 5:43;10:25; Hechos 3:6;10:48;16:18), incluso lo podemos obtener antes de dicho bautismo en agua (Hechos 10:44-48).

Como hemos ya analizado, Dios no se comunicaba mediante un cuerpo gobernante para que emitiera decretos doctrinales, a lo más se produjo una disculpa mundial porlos errores de Santiago. En las congregaciones el Espíritu Santo actuaba y se comunicaba con cualquiera de los hermanos presentes, tanto es así que Pablo tuvo que señalarles que deberían tener orden en esto.

De esta manera todos, cada uno en su turno correspondiente, podrán comunicar mensajes proféticos, para que todos aprendan y se animen.  (1 Corintios 14:31 DHH)

Es importante resaltar la palabra Todos, así Cristo se comunicaba con todos mediante todos, ni siquiera a las mujeres se les prohibía profetizar (Hechos 21:9; 1 Corintios 11:5).


Luego entonces las manifestaciones de enseñanza del Espíritu Santo eran dadas para beneficio de la iglesia o congregación, no eran para beneficio del que las poseía.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Opina: