domingo, 20 de enero de 2013

El fin del mundo una oportunidad para charlatanes



“no se dejen confundir tan fácilmente. No se asusten si alguien asegura que ya llegó el día en que el Señor volverá. Tal vez alguien les mienta diciendo que el Espíritu le dijo eso, o que nosotros le enseñamos eso personalmente o por carta. No permitan que nadie los engañe. Ese día no llegará hasta que los enemigos de Dios se rebelen contra él y haya aparecido el hombre malvado, que será destruido. (2 Tesalonicenses 2:2-3 BLS)



Pablo escribió sus cartas a los tesalonicenses como un apuntalamiento de la doctrina que no había podido explicar con detenimiento debido a la persecución que se había generado al poco tiempo de fundar la congregación.  Es de esperarse que tuvieran muchas dudas y bajo el buen informe de Timoteo, Pablo se resolvió a aclarar preguntas respecto a la Venida del Señor. (Hechos 17:5-15; 1 Tesalonicenses 3:2)


Al igual que los testigos de Jehová, esta congregación había sido engañada con la doctrina de que la parousía o presencia del Señor ya había acontecido, como bien se nota en el texto base de esta entrada


“No se asusten si alguien asegura que ya llegó el día en que el Señor volverá” (2 Tesalonicenses 2:2,3), es verdad cualquier bebe en la verdad lo primero que se pregunta es cuando vendrá el fin, cuando la congregación cristiana se encontraba en pañales los apóstoles mismos se hacían esa pregunta (Hechos 1:6).  

¿Como es posible que los testigos de Jehová no entiendan una exposición tan clara?, no solo pasaron por alto esta advertencia si no otras mas claras, las del Señor Jesucristo, quien advirtió que muchos charlatanes iba a lucrar con esa doctrina.


Jesús les respondió:

--¡Cuidado! No se dejen engañar. Muchos vendrán, y se harán pasar por mí y le dirán a la gente: "Yo soy el Mesías". Usarán mi nombre y lograrán engañar a muchos. "Ustedes oirán que en algunos países habrá guerras, y que otros países están a punto de pelearse. Pero no se asusten; esas cosas pasarán, pero todavía no será el fin del mundo.(Mateo 24:4-6 BLS)



El esclavo fiel y discreto de los testigos de Jehová ha sacado mucho provecho de una primera lectura de textos como Marcos 13:33  Sigan mirando, manténganse despiertos, porque no saben cuándo es el tiempo señalado.”, para ello recurren frecuentemente a expresiones como “ya se ven los nubarrones del Armagedón”, “el fin ya esta a la vuelta de la esquina” como aquel juego infantil del lobo que ya se estaba poniendo los calcetines y pronto se los comería. Pero el mantenerse despiertos no es estar pensando en que el fin esté cerca y en base a ello planear nuestra vida, veamos como lo explicó Pablo



"En cuanto a las fechas y los tiempos, hermanos, no necesitan que les escribamos. Ustedes saben muy bien que el día del regreso del Señor llegará cuando menos se lo espere, como un ladrón que llega de noche. Cuando la gente diga: "Todo está en paz y tranquilo", entonces vendrá de repente sobre ellos la destrucción, como le vienen los dolores de parto a una mujer que está encinta; y no podrán escapar. Pero ustedes, hermanos, no están en la oscuridad, para que el día del regreso del Señor los sorprenda como un ladrón. Todos ustedes son de la luz y del día. No somos de la noche ni de la oscuridad; por eso no debemos dormir como los otros, sino mantenernos despiertos y en nuestro sano juicio. Los que duermen, duermen de noche, y los que se emborrachan, se emborrachan de noche; pero nosotros, que somos del día, debemos estar siempre en nuestro sano juicio. Debemos protegernos, como con una coraza, con la fe y el amor, y cubrirnos, como con un casco, con la esperanza de la salvación.  Porque Dios no nos destinó a recibir el castigo, sino a alcanzar la salvación por medio de nuestro Señor Jesucristo. Jesucristo murió por nosotros, para que, y a sea que sigamos despiertos o que nos durmamos con el sueño de la muerte, vivamos juntamente con él. (1 Tesalonicenses 5:1-10 DHH)



Como se ve claramente, en el caso nuestro no importa si viene el día del Señor o no, durante nuestra vida, nosotros de todos modos estaremos con él, la advertencia se da a los hijos de la obscuridad no a los siervos de Dios. Por ello no es necesario que se nos diga nada respecto a fechas y tiempos. Al final para nosotros es un regocijo el fin del mundo más que algo que temer. (Lucas 21:28)



Sin embargo Pablo no dejó con la duda a aquellos hermanos bebés en sentido espiritual y si les dijo cuando sería el fin lo que veremos en la próxima entrada de este tema. Solo como un dato no como una doctrina eje. De hecho algunos pensando en que ya era el fin, al mas puro estilo de los superintendentes viajantes de los testigos de Jehová ya habían dejado de trabajar.



Pero nos hemos enterado de que hay entre ustedes algunos que no quieren trabajar, y que se la pasan metiéndose en asuntos ajenos. A esas personas les llamamos la atención y, con la autoridad que el Señor Jesucristo nos da, les ordenamos que trabajen para ganarse la vida, y que dejen de molestar a los demás. (2 Tesalonicenses 3:11-12 BLS).



Incorrectamente aquellos hermanos dejaban todo tirado en su vida, total el fin está ya cerca. Pablo los corrige, no se trata de dejar de esforzarnos en ningún aspecto de nuestra vida por que ya viene el fin, si no seguir trabajando por nuestro sustento y bienestar familiar, a la vez que nos mantenemos despiertos con la fe, la esperanza de la salvación  y el amor, como protección.

3 comentarios:

  1. No entiendo a los que profetizan sobre el fin del mundo,y mucho menos a los que les creen ¿no dijo Jesús que nadie lo sabría?¿no dijo que vendría como un ladrón en plena noche?

    Habiendo dicho eso Jesús, ¿profetizar sobre esa fecha no es pecar de soberbia?

    ¿no es quien profetiza sobre eso alguien que quiere pasar por encima de las palabras de Jesús y que cree que puede hacerlo?

    ¿no dice el NT que reconoceremos a los falsos profesas porque sus profecías no se cumplirán?

    ¿por qué los cristianos creemos en ellos?

    Jesús lo dijo claro.Somos nosotros los necios.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. PATRICIO
    Son ellos, los Tj los que estan deseando que se vea algún tipo de "nubarrón" en el horizonte de los acontecimientos mundiales para justificarse y explotar la cultura del miedo. La fe no puede basarse en el miedo, ni es sana, ni es duradera, ni es fiable.
    La fe se basa en el amor a Dios y su justicia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Patricio mucho gusto de verte por aqui. Esperamos tus aportaciones. Gracia a ambos por participar.

      Eliminar

Opina: