domingo, 18 de agosto de 2013

Quien puede ser anciano... Parte 2




Porque el epíscopo, como administrador[1] de Dios, debe ser irreprochable; no arrogante, no colérico, no bebedor, no violento, no dado a negocios sucios; sino[1] hospitalario, amigo del bien, sensato, justo, piadoso, dueño de sí. Que esté adherido a la palabra fiel, conforme a la enseñanza, para que sea capaz[1] de exhortar con la sana doctrina y refutar a los que la contradicen. (Tito 1:7-9 NBJ)



El ser anciano, implica ser “administrador de dios”, o mayordomo, por lo que con solo este texto se refuta el que unos ocho hombres sean el mayordomo o esclavo de Lucas 12:42 o Mateo 25:45 (Véase las notas de la Traducción del Nuevo Mundo en Tito 1:7) el cuerpo gobernante de la empresa Watchtower. Los ancianos son administradores o mayordomos de dios, al igual que todos los cristianos y tienen  a sus cargo la “sana doctrina”. Ser el mayordomo de Dios es la más alta meta a la cual puede aspirar un ser humano, pero a la vez es una responsabilidad enorme, tanto que la biblia misma dice:

Hermanos en Cristo, no todos debemos tratar de ser maestros. Porque Dios juzgará a los maestros más estrictamente que a los demás. Todos cometemos muchas faltas, pero solo quien es capaz de dominar su lengua, es una persona madura y puede dominarse a sí mismo. (Santiago 3:1-2 BLS)



Todo lo que prediquemos como ancianos se nos puede regresar tarde o temprano, seremos juzgados por nuestra propia lengua, segundo, somos responsables de la edificación y el derrumbe de la fe de quienes nos escuchan. Por lo tanto el juicio de Dios es mucho más severo, porque todo mundo tiene a los ancianos y pastores como sus representantes, y Dios los tiene como administradores o mayordomos al haber aceptado dicho cargo.(Juan 11:49-51) Este juicio es tan severo que en el contexto de Santiago tiene la siguiente declaración



“Mirad, la lengua es semejante a un fuego, a un mundo de maldad. Puesta entre nuestros miembros, puede contaminarnos el cuerpo por completo. Como una llama avivada por el fuego del infierno, puede incluso inflamar el curso entero de nuestra existencia.”(Santiago 3:6 CST)



Puede incluso quemar el curso entero de nuestra existencia, así que si nosotros mismos sabemos que no estamos calificados en cuanto a conocimiento y conducta para ser ancianos, mejor mantengamos un bajo perfil. De hecho otro de los grandes errores dentro de los testigos de Jehová es que todo siervo ministerial debe llegar a  superintendente, siendo que esto en ningún lugar es especificado en la biblia. [Una cosa es ser Diacono o “siervo ministerial” y otra muy distinta ser anciano, aunque los requisitos son parecidos, las responsabilidades, nada que ver.



No se debe escoger a un recién convertido, no sea que el cargo se le suba a la cabeza y el diablo lo haga caer.” (1 Timoteo 3:6 BLA), Esta es otra traducción posible a la que normalmente encontramos y gramaticalmente también es correcta, nos hace reflexionar que el anciano será pedido por el diablo para zarandearlo.





“¡Simón, Simón! Mira que Satanás ha pedido permiso para sacudirlos a ustedes como trigo que se limpia;” (Lucas 22:31 BLA)





“Yavé presentó ante mis ojos a Josué, el gran sacerdote. Estaba éste frente al ángel de Yavé, y tenía a su derecha a Satán, que lo estaba acusando.(Zacarías 3:1 BLA)



El diablo nos estudia, sabe de qué píe cojeamos, y el orgullo hace que nos descuidemos (Proverbios 16:18),   de inmediato pondrá manos a la obra en donde sabe en qué podemos caer o lo que más queremos.(Job 1:6-12) Por ello se debe evitar nombrar a recién convertidos, se les echan solamente problemas encima que no sabemos si podrán resistir o perder el piso. Claro a veces no queda de otra, de hecho en los requisitos que Pablo le dio a Tito no figura lo de neófito o recién convertido debido a que iba a nombrar los primeros ancianos en la zona, podemos ver los efectos de esto en la congregación de Corinto.





“Por último, debe contar con el respeto de la gente que no cree en Jesucristo, para que nunca pase vergüenza delante de ellos ni caiga en alguna trampa de Satanás.” (1 Timoteo 3:7 BLS)





Se menciona por segunda ocasión que los ancianos son el objetivo del diablo, esto debe hacernos reflexionar que es necesario ser un hombre de fe. Dicho respeto es en tiempo presente. Si varias personas no cristianas no respetan a algún hermano es por algo que le saben, por lo tanto no deberíamos imponerle las manos en nombramiento (Apocalipsis 12:10)



En este tenor un consejo a los que impondrán las manos en nombramiento:



Antes de nombrar a alguien para el servicio a Dios, piénsalo bien. Porque si esa persona hace algo malo, tú serás también responsable de lo que haga. ¡Apártate más bien de todo lo que es malo! (1 Timoteo 5:22 BLS)



¿Cuantos ancianos han sido removidos por maldad dentro de los testigos de Jehová? la responsabilidad del cuerpo gobernante y sus nombramientos a distancia de quienes nunca ha visto en su vida es muy grande. También si usted no “anhela” y desea ser anciano con todo su corazón, mejor piénselo dos veces antes de aceptar el nombramiento que le caiga por sorpresa..

4 comentarios:

  1. De cierto es para pensar, lo severa de la responsabilidad.
    Gracias por tus temas juan

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como en el caso de caifás que citamos, Dios podrá usarnos aunque no deberiamos estar en el puesto, pero el jucio es más severo.

      Eliminar
  2. Hay un detalle, y no es que se nombre anciano a todo siervo ministerial, si no que dentro de los testigos de Jehová se espera si es posible que todos los varones se pongan la meta de ser ancianos. Hay un texto que en este momento no recuerdo, pero lo usan para conminar a los varones a que deben ponerse como meta ser ancianos, por eso siempre es tan extraños para ellos que un varón con años en la organización no haya sido nombrado aun. Saludos

    ResponderEliminar
  3. Por qué las mujeres no pueden ser ancianas?

    ResponderEliminar

Opina: