viernes, 13 de septiembre de 2013

¿Hasta donde puede hacernos sufrir el Diablo?

Yavé hizo todo con un propósito, y al mismo malvado, para el día del castigo.
(Proverbios 16:4 BLA)



Dios conoce todas las cosas mucho antes de que estas sucedan, no hay nada que lo pueda tomar por sorpresa. Para no redundar más lo invitamos a que lea sobre ello en la entrada anterior.

Yo anuncio el fin desde el principio; anuncio el futuro desde mucho antes. Yo digo: Mis planes se realizarán; haré todo lo que me propongo. (Isaias 46:110 DHH-D) 



Entonces sabía de lo que había en el “corazón” de Satanás mucho antes de que este se rebelara, y aun así lo permitió. Lo mismo sucedió con Judas:



“Pero todavía hay algunos de ustedes que no creen. Jesús dijo esto porque desde el principio sabía quiénes eran los que no creían y quién era el que lo traicionaría. (Juan 6:64 BLS)



Aún así Jesús permitió que Judas permaneciera con él, ¿Por qué? Porque ese malvado tenía un propósito.



Es fácil echarle la culpa de todo lo malo que nos sucede al Diablo, pero en realidad el no puede tocar a los siervos de Dios cada vez que quiere, El daño que puede hacerle a un hijo de Dios está controlado en cuanto alcance y duración. Veamos, primero pide autorización:



Después, Jesús le dijo a Pedro: --Pedro, escucha bien. Satanás ha pedido permiso a Dios para ponerles pruebas difíciles a todos ustedes, y Dios se lo ha dado. (Lucas 22:31 BLS)



Pero un día se presentaron ante el Señor sus servidores, y entre ellos llegó también Satanás. Cuando el Señor lo vio, le preguntó: «¿De dónde vienes?» Y Satanás le contestó: «Vengo de andar recorriendo la tierra.» Entonces el Señor le preguntó: «¿Y no has pensado en mi siervo Job? ¿Acaso has visto alguien con una conducta tan intachable como él? ¡No le hace ningún mal a nadie, y es temeroso de Dios!» Pero Satanás le respondió al Señor: «¿Y acaso Job teme a Dios sin recibir nada a cambio? ¿Acaso no lo proteges, a él y a su familia, y a todo lo que tiene? Tú bendices todo lo que hace, y aumentas sus riquezas en esta tierra. Pero pon tu mano sobre todo lo que tiene, y verás cómo blasfema contra ti, y en tu propia cara.» Entonces el Señor le respondió a Satanás: «Ahí está Job. Haz lo que quieras con todas sus riquezas. Pero te prohíbo que a él le hagas daño.» Y dicho esto, Satanás salió de la presencia del Señor. (Job 1:6-12 RVC)



El Señor le preguntó: «¿No te has fijado en mi siervo Job, que no hay nadie en la tierra que se le compare? Es un hombre de conducta intachable; no le hace mal a nadie, y es temeroso de Dios. Tú me incitaste a hacerle daño, y a que sin ningún motivo lo arruinara, y aun así él sigue siendo un hombre intachable.» Pero Satanás le respondió al Señor: «Todo es cuestión de dar y recibir. La gente es capaz de darlo todo, con tal de salvar el pellejo. Pero quítale a Job tu protección, tócalo en su propio cuerpo, ¡y ya verás cómo blasfema contra ti en tu propia cara!» Entonces el Señor dijo: «Ahí está Job. Lo dejo en tus manos. Pero no le quites la vida.» (Job 2:3-6 RVC)



Entonces el Diablo pide permiso antes de tocar a un siervo de Dios, y conoce los alcances a los que puede llegar con cada persona. Y obedece esos límites, reconoce que Dios tiene protegidos a sus siervos, no los hace sufrir sin razón. Aun lo que hagan los gobernantes con sus siervos está autorizado por Dios



Jesús le respondió: «No tendrías sobre mí ninguna autoridad, si no te fuera dada de arriba. Por eso, mayor pecado ha cometido el que me ha entregado a ti.» (Juan 19:11 RVC)



»Varones israelitas, escuchen mis palabras: Jesús nazareno, que fue el varón que Dios aprobó entre ustedes por las maravillas, prodigios y señales que hizo por medio de él, como ustedes mismos lo saben, fue entregado conforme al plan determinado y el conocimiento anticipado de Dios, y ustedes lo aprehendieron y lo mataron por medio de hombres inicuos, crucificándolo. (Hechos 2:22-23 RVC)



De hecho Satanás no tuvo que conquistar nada de lo que gobierna, Todo lo que gobierna lo ha recibido.



Entonces el diablo lo llevó a un lugar alto, y en un instante le mostró todos los reinos del mundo, y le dijo: «Yo te daré poder sobre todos estos reinos y sobre sus riquezas, porque a mí han sido entregados, y yo puedo dárselos a quien yo quiera. (Lucas 4:5-6 RVC)



Entonces la existencia del Diablo hasta el día actual no es como dice el cuerpo gobernante, para probar que Dios tiene la razón. Eso nunca estuvo a discusión, todo esto es “conforme al plan determinado y el conocimiento anticipado de Dios”. Esa es la verdadera razón por la que existe el diablo, es parte del plan de Dios y es “hecho por Dios para el Día fatal”.



En México tenemos un dicho o proverbio, “si llueven limones, haz limonada”. Si  algo extraordinario sucede y podemos sacar provecho de ello la mejor opción es sacar la mejor partida de lo que nosotros no causamos.



No podemos culpar al diablo por todo lo malo que nos sucede, de hecho decir que el diablo el que nos pone a prueba siempre que nos va mal es todo un error: (y no la estoy haciendo de abogado del diablo)



Al contrario, cada uno es tentado cuando se deja llevar y seducir por sus propios malos deseos. (Santiago 1:14 RVC)



En realidad la mayoría de nuestros sufrimientos nos los causamos nosotros mismos, por ofender a alguien, por no hacer caso a la palabra de Dios, por ser flojos, imprudentes, por ser avaros, por ser orgullosos, en fin no acabaría, de decirles que simplemente cosechamos lo que sembramos.



Díganle al hombre justo que le irá bien, y que comerá del fruto de sus obras. ¡Pero ay del malvado! Mal le irá, y conforme a sus obras se le pagará. (Isaías 3:10-11 RVC)



Lo que dice la biblia del Diablo es muy poco, aún así se nos revela que aunque no puede tocar a los siervos de Dios directamente si hará todo lo posible para que lo que hacemos nos salga mal.



Entonces me dijo: ‘No tengas miedo, Daniel, porque desde el primer día en que trataste de comprender las cosas difíciles y decidiste humillarte ante tu Dios, él escuchó tus oraciones. Por eso he venido yo.[i] El ángel príncipe del reino de Persia[j] se me ha opuesto durante veintiún días; pero Miguel,[k] uno de los ángeles príncipes más altos, vino en mi ayuda, pues yo me había quedado solo junto a los reyes de Persia. (Daniel 10:12-13 DHH-D)



Aquí nos explicamos cómo funcionan las cosas, Jehová está atento a nuestras peticiones, determina lo que se debe hacer y deja que cada uno trabaje conforme a sus capacidades, en este caso Daniel había estado orando ya durante tres semanas, para saber el futuro de su nación y en cuanto a lo que pasaría con el reino de Persia, como profeta de Dios le fue concedido, pero el demonio que administraba el reinado de Persia le impidió hacer su trabajo diligente al mensajero angelical. Aunque no podía tocara Daniel, le ocasionaba sufrimiento. Daniel era el amado de Dios (Daniel 10:11), por lo que no debemos pensar que si sufrimos es porque Dios no nos ama.



Todo esto pasa sin que nosotros nos demos cuenta, por ello Pablo nos dice:



Protéjanse con toda la armadura que Dios les ha dado,[i] para que puedan estar firmes contra los engaños del diablo. Porque no estamos luchando contra poderes humanos, sino contra malignas fuerzas espirituales del cielo,[j] las cuales tienen mando, autoridad y dominio sobre el mundo de tinieblas que nos rodea.[k] Por eso, tomen toda la armadura que Dios les ha dado, para que puedan resistir en el día malo y, después de haberse preparado bien,[l] mantenerse firmes.

 Así que manténganse firmes, revestidos de la verdad[m] y protegidos por la rectitud.[n] Estén siempre listos para salir a anunciar el mensaje de la paz.[ñ] Sobre todo, que su fe sea el escudo que los libre de las flechas encendidas del maligno.[o] (Efesios 6:11-16 DHH-D)



Es verdad, aunque estos espíritu son tan poderosos, el ataque va directamente a nuestra fé, el quitarle la vida a un hijo de Dios solo adelanta su liberación, el sufrimiento hace que perdamos la fe en Dios, nos llega a poner en duda incluso en cuanto a su existencia. Como en el caso de Job, y Daniel, no sabemos porque parece que Dios no nos escucha, y lo que vale es que aún que no comprendamos todo lo implicado, seguir con fe(Hebreos 11:6), no, no somos los primeros en sentirnos abandonados por Dios cuando sufrimos.



A esa hora, Jesús gritó con mucha fuerza: "¡Elí, Elí!, ¿lemá sabactani?"

Eso quiere decir: "¡Dios mío, Dios mío! ¿Por qué me has abandonado?"
(Mateo 27:46 BLS)



Hay personas que dejan de creer en Dios al razonar que “no hace nada ante el sufrimiento”, por ejemplo la muerte de niños inocentes, pestes, hambrunas, por qué incluso hasta sus siervos son masacrados (Hechos 7:59). En la próxima entrada veremos que hay detrás de todo ello.



¿Por qué te abates1, alma mía, y por qué te turbas dentro de mí? Espera en2 Dios, pues he de alabarle otra vez3. ¡El es la salvación4 de mi ser5, y mi Dios! (Salmos 42:11 LBLA)

8 comentarios:

  1. El Eterno te bendiga. Soy un hombre Cristiano y he estado leyendo tus datos tu blog y me parecen muy interesante todos y cada uno de tus temas. Y como todo en algunas cosas estoy de acuerdo y en otras no. Tu como testigo de Jehovah reformado; Quien el el Señor Jesucristo para ti? Le das el mismo lugar como Dios? Es el mesías esperado por Israel? Es verdaderamente la sustancia de Dios, osea el unigénito hijo de Dios? Espero des un tema sobre esto..bendiciones. Paz

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentarios, como imaginas tenemos que abordar a nuestro Señor y Rey Jesucristo, es uno de los temas próximos. De nuevo intentaremos ver que dice la biblia por encima de lo que yo opine u opinen los testigos de Jehová
      Saludos

      Eliminar
  2. NO SE SI ENTIENDO SU ARTICULO,PERO DICE USTED QUE DIOS CREO AL DIABLO PARA QUE FUESE MALO?

    ResponderEliminar
  3. No mira Dios no creó al Diablo, (Ezequiel 28:14,15;Juan 8:44) Dios usa a todos para su propósito, aun y cuando sean malvados, en temas anteriores vimos el caso de Caifás, a quien Dios usó para profetizar la muerte de su Hijo.(Juan 11:49-52). Dios lo usó aunque su deseo era matar a su Hijo. Incluso nos ocupa a nosotros para proclamar su palabra aunque tenemos el pecado en nuestra carne.(Romanos 7:21-25)

    ResponderEliminar
  4. quienes son los testigos de jehova reformados, y como saben que tienen la aprobacion de jehova

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola buenos dias.

      Sobre la aprobación de Dios escribiremos en un tema proximo, por que es otro punto que el cuerpo gobernante nunca ha entendido, ya que incluso algunos hombres fueron seleccionados por Dios antes de nacer y aprobados mediante su presciencia.

      Pero Dios me amó mucho y, desde antes de nacer, me eligió para servirle. Además, me mostró quién era su Hijo, para que yo les anunciara a todos los países del mundo la buena noticia acerca de él. Cuando eso sucedió, no le pedí consejo a nadie, (Gálatas 1:15 BLS)
      Así que mejor expondremos todo el tema pronto. solo espera un poquito tengo muchisimo trabajo espero salir de este la proxima semana Dios mediante
      Saludos

      Eliminar
  5. Me gustaria que diese una explicación acerca si el Senor Jesus es Dios o no. Yo fui testigo y asisto algunas veces a una iglesia cristiana,pero no he podido aplacarme a la trinidad porque no la entiendo,inclusive algunas veces he pensado regresar a los testigos,pero cuando me acuerdo que no hablan de Cristo mucho me retengo.Por favor quien es el Senor Jesus,segun la escritura?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro ya estaba en la lista de temas que publicaremos, te asimbrará lo que revela la biblia de Jesús. Para adelantarte un poco. ¿Sabias que el Apocalipsis, en lugar de hablar del fin del mundo habla de Jesucristo?, solo lee el versículo 1 y lo notarás.

      Eliminar

Opina: