lunes, 21 de octubre de 2013

¿Podemos orar a Jesús?



“para que todos den al Hijo la misma honra que dan al Padre. El que no honra al Hijo, tampoco honra al Padre, que lo ha enviado.[j] (Juan 5:23 DHH-D)



Pocos testigos de Jehová han reparado a meditar que la misma honra que damos a Jehová la debemos dar a Jesús. Este texto es más que claro. Pero vamos a poner todo en la perspectiva justa porque toda la biblia habla de esto, que para nosotros Jesús merece la misma honra   del Padre.



En alguna ocasión el mismo Señor Jesucristo dijo “Me escucharon decir que me voy y que volveré a ustedes. Si de verdad me amaran, se habrían alegrado de que regreso al Padre, pues él es más importante que yo. (Juan 14:28 PDT)



Esto para el cuerpo gobernante ha sido difícil de entender, pero es claro, aunque el más importante sea el Padre, al Señor Jesucristo le debemos la misma honra que al mismísimo Padre, este es el plan de Dios:



“Ahora que estamos en los últimos días, Dios nos ha hablado de nuevo a través de su Hijo. Él creó todo el universo por medio de su Hijo, a quien escogió para que fuera dueño de todo lo que existe.” (Hebreos 1:2 PDT)



Esto lo vemos desde el principio al fin de la Biblia. Veamos algunos ejemplos



“Porque Jehová su Dios es el Dios de dioses y el Señor de señores, el Dios grande, poderoso e inspirador de temor, que no trata a nadie con parcialidad ni acepta soborno” (Deuteronomio 10:17 TNM)



“Y sobre su prenda de vestir exterior, aun sobre su muslo, tiene un nombre escrito: Rey de reyes y Señor de señores.” (Apocalipsis 19:16 TNM)



Como vemos tanto Jehová como Jesús comparten el título Señor de Señores, es decir ambos son el Señor de Señores, Pero ¿Quien castiga o disciplina al hombre?:



“porque Jehová censura al que ama, aun como lo hace un padre a un hijo en quien se complace.” (Proverbios 3:12 TNM)



”’A todos aquellos a quienes les tengo cariño los censuro y los disciplino. Por lo tanto, sé celoso y arrepiéntete. (Apocalipsis 3:19 TNM)



Si, tanto el Padre como el Hijo, se encargan de la corrección de sus amados, ¿Como describiríamos al Padre y al Hijo en el cielo?



”Seguí contemplando hasta que se colocaron tronos y el Anciano de Días se sentó. La ropa de él era blanca justamente como la nieve, y el cabello de su cabeza era como lana limpia. Su trono era llamas de fuego; sus ruedas eran un fuego ardiente. (Daniel 7:9 TNM)


Además, su cabeza y su cabello eran blancos como lana blanca, como nieve, y sus ojos como una llama de fuego; (Apocalipsis 1:14 TNM)



A ambos se les describe físicamente iguales como ancianos de muchos días, Pero el ¿Quién tiene el título de el primero y el último?



”Esto es lo que ha dicho Jehová, el Rey de Israel y el Recomprador de él, Jehová de los ejércitos: ‘Yo soy el primero y yo soy el último, y fuera de mí no hay Dios. (Isaías 44:6 TNM)



Y cuando lo vi, caí como muerto a sus pies.  Y él puso su mano derecha sobre mí y dijo: “No tengas temor. Yo soy el Primero y el Último, (Apocalipsis 1:17 TNM)



Como vemos tanto Jehová y Jesús son el Primero y el Último, tienen los mismos títulos. Cuando oramos al Señor de Señores o al Primero y el último nos referimos a ambos:



¿Quién nos perdona nuestros pecados?



Deje el inicuo su camino, y el hombre dañino sus pensamientos; y regrese a Jehová, quien tendrá misericordia de él, y a nuestro Dios, porque él perdonará en gran manera.” (Isaias 55:6,7)



Sin embargo, para que sepan que el Hijo del hombre tiene autoridad en la tierra para perdonar pecados... —dijo entonces al paralítico—: Levántate, toma tu cama y vete a tu casa”. (Mateo 9:6 TNM)





Hablando de la oración, ¿Quién contesta nuestras oraciones? Jesús:



También, cualquier cosa que ustedes pidan en mi nombre, esto lo haré, para que el Padre sea glorificado con respecto al Hijo. Si ustedes piden (“me piden” según nota de a TNM) algo en mi nombre, lo haré. (Juan 14:13-14 TNM)



Yo haré cualquier cosa que en mi nombre ustedes me pidan. (Juan 14:14 DHH-D)



¿A poco la TNM está alterada en este punto? En su nota dice “me pidan” y aceptan que han cambiado el texto principal. Tanta alteración de la biblia no los  deja ver la verdad Sin embargo queda totalmente claro que Jesus escucha y responde nuestras oraciones que hacemos en secreto y las públicas. ¿Hay más textos que hablen de orar al Señor Jesucristo? Claro, veamos:



Y siguieron arrojándole piedras a Esteban mientras él hacía petición (oraba, nota de la TNM) y decía: “Señor Jesús, recibe mi espíritu”. (Hechos 7:59 TNM)



Mientras lo apedreaban, Esteban oró, diciendo: “Señor Jesús, recibe mi espíritu.”[n] (Hechos 7:59 DHH-D)



Sobre este texto el cuerpo gobernante ha manifestado



*** w05 1/1 pág. 31 Preguntas de los lectores ***

Ahora bien, muchas versiones dicen que Esteban “oraba” a Jesús. Y la nota al pie de la página de la Traducción del Nuevo Mundo muestra que la expresión “hacía petición” también puede traducirse como que hacía “invocación; oración”. ¿No indicaría este hecho que Jesús es Dios Todopoderoso? De ningún modo. El Diccionario expositivo de palabras del Antiguo y del Nuevo Testamento exhaustivo, de Vine, explica que en este contexto, la palabra griega original, e·pi·ka·lé·o, significa: “invocar; [...] apelar a la autoridad”. Pablo empleó esta misma palabra cuando declaró: “¡Apelo a César!” (Hechos 25:11). Por eso, la obra Hechos de los apóstoles, de F. F. Bruce, vierte de manera apropiada el pasaje diciendo que Esteban “clamaba” a Jesús.



Aquí el cuerpo gobernante se hace bolas, nadie ha dicho que Jesús sea el Padre, allí su gravísimo error.  Ahora, ni citó la definición completa de Vine:



epikaleo (πικαλέω, G1941), llamar sobre. Tiene el significado de apelar en la voz media, que conlleva la sugerencia de un interés especial de parte del ejecutante de una acción en aquello a lo que está dedicado. Esteban murió «mientras él invocaba» el nombre del Señor (Hch_7:59). En el sentido legal más estricto, esta palabra se usa solo de la apelación de Pablo al César (Hch_25:11-12, Hch_25:21, Hch_25:25; Hch_26:32; Hch_28:19).



Como vemos nos citan la definición del contexto estrictamente legal, pero Estaban no estaba ante un juicio presentando una apelación para la revisión de su caso ante un juez, Entonces la afirmación del cuerpo gobernante sobre el diccionario de Vine es mentirosa



Pero después se echan el choro mareador que porque Esteban se estaba muriendo invocó a Jesús, pero les falla de nuevo, porque debemos invocar u orar a Jesús desde el principio de nuestro discipulado:



“Y aquí tiene autoridad de parte de los sacerdotes principales para poner en cadenas a todos los que invocan tu nombre”. (Hechos 9:14 TNM). O a los que te oran según la nota de la TNM  comentada anteriormente de que invocar y orar son sinónimos.



Y ahora, ¿por qué te demoras? Levántate, bautízate y lava tus pecados mediante invocar su nombre’. (Hechos 22:16 TNM)



Así que, no esperes más; levántate, bautízate y pídele al Señor que perdone tus pecados". (Hechos 22:16 BLS)





Como se aclara no se invoca u ora a Jesús solo al momento de morir, sino al mismísimo tiempo de ser bautizado. Desafortunadamente muchos testigos que conocí ni siquiera hicieron oración al bautizarse, solo se conformaron con la oración que les hizo el discursante deben reflexionar que una invocación hecha por otro no sirva para un bautismo válido, es tiempo de hacer tu dedicación a Cristo si no la hiciste.



Por segunda ocasión quiero aclarar que la biblia no dice que Jehová y Jesús sean la misma persona, solo estamos exponiendo que el Plan de Dios desde el principio de que Jesús fuera dueño de todo lo que existe, incluso nosotros. Y que le debemos la misma honra tanto al Padre como al Hijo:





¿Esteban es el único de los discípulos con nombre que oró a Jesús?, claro que no, Veamos:



Tocante a esto, tres veces supliqué al Señor que esta se apartara de mí; y, con todo, él realmente me dijo: “Mi bondad inmerecida es suficiente para ti; porque [mi] poder está perfeccionándose en la debilidad”. Por eso muy gustosamente prefiero jactarme respecto de mis debilidades, para que el poder del Cristo permanezca como tienda sobre mí. (2 Corintios 12:8-9 TNM)



Como vemos Pablo oraba a Jesús, no solo una vez, si no para este asunto en tres ocasiones.



Como es posible que debamos dar la misma honra al Padre y al Hijo si son dos personas diferentes: fácil porque al final el padre y el hijo son un solo propósito y tienen todo en común,





Ahora veras claramente el significado del siguiente texto



Yo y el Padre somos una sola cosa." (Juan 10:30 BLA)

El COMENTARIO EXEGETICO Y EXPLICATIVO DE LA BIBLIA por Roberto JamiesonA. R. Fausset y David Brown nos aclara, no es que sean una sola persona, sino que tienen todo en común:



Yo y el Padre una cosa somosNuestro idioma no admite la precisión del original en este gran dicho. Tenemos el verbo “somos” con dos pronombres masculinos en caso nominativo, pero el complemento en el neutro singular, traducido en nuestra versión “una cosa”. Tal vez “un interés” expresa, tan próximamente como se puede, la sustancia de su dicho. Parecía que había algo de contradicción entre su dicho de que las ovejas habían sido dadas por su Padre en sus propias manos, de las cuales no podían ser arrebatadas, y luego dice que nadie podía arrebatarlas de la mano de su Padre, como si no hubieran sido dadas de las manos del Padre. “Tampoco han sido arrebatadas,” dice él; “aunque él me las ha dado, ellas están tanto en su mano omnipotente como nunca; ni pueden ser, pues cuando me son dadas a mí, no han sido dadas lejos de él: porque EL Y YO TENEMOS TODO EN COMUN.” Así se verá, que, mientras que la unidad de esencia no es la cosa precisa aquí afirmada, aquella verdad es la base de lo que se afirma, sin la cual no sería verdad. Y Agustín tenía razón al decir que el “nosotros somos” condena a los sabelianos (quienes negaban la distinción de personas en la divinidad), mientras que el “uno” (o “una cosa”) condena a los arrianos (quienes negaban la unidad de su esencia).






















sábado, 5 de octubre de 2013

¿Todavía me perdonará Dios?



Muchos de los que nos visitan han sido siervos de Dios por mucho tiempo, algunos tal vez desde el nacimiento. Pero la vida y nuestros propios deseos han hecho que nos alejemos de Él pensando en que Dios ya no nos va a perdonar porque sabíamos cual era su voluntad y le fallamos demasiadas veces. Ya no nos sentimos dignos de orar, ya no levantamos la cara  al cielo para buscar a Dios.


Pero reflexiona... ¿Porque estás leyendo esto? El siguiente video de te ayudará a saber como empezar de nuevo. Espero sientas la unción de nuevo. 

Se que algunos puntos doctrinales como al cruz y el papel de Jesucristo,  el infierno, y el diezmo, el don de lenguas y el de profecía, claro solo si fuiste testigo, te haràn pensar en otra direcciòn. Solo espera, son temas que trataremos en un futuro breve. No por los engaños del esclavo fiel y discreto te pierdas la unción.