domingo, 8 de diciembre de 2013

¿Quienes poseeran la tierra? parte 2



Vi la ciudad santa,[e] la nueva Jerusalén, que bajaba del cielo,[f] de la presencia de Dios. Estaba dispuesta como una novia que se adorna para su prometido.[g] Y oí una fuerte voz que venía del trono y decía: “Dios habita aquí con los hombres.[h] Vivirá con ellos, ellos serán su pueblo[i] y Dios mismo estará con ellos como su Dios.[j] (Apocalipsis 21:2-3 DHHe (D))

El que Dios tenga planes para nosotros reservados para el cielo, no significa que sean los únicos que tienen para la humanidad, en el texto supra citado vemos claramente como La humanidad se beneficiará del plan de Dios. Por que decimos que esto no está dedicado precisamente a nosotros porque estas bendiciones no son para su iglesia o el llamado pueblo de Dios.
Haré con ellos un pacto para asegurarles una vida tranquila. Será un pacto eterno. Haré que aumenten en número y pondré para siempre mi santo templo en medio de ellos. Viviré entre ellos, y yo seré su Dios y ellos serán mi pueblo.[l] Cuando mi santo templo esté para siempre en medio de ellos, las demás naciones reconocerán que yo he escogido a Israel como mi posesión sagrada.’ ”[m](Ezequiel 37:26-28 DHHe (D))


Hay quien entiende que estas profecías se refieren necesariamente a la Jerusalen terrenal o que estas profecías se cumplirán allí, con los Judíos, sin embargo en las cartas tantos de Juan como las paulinas dirigidas al pueblo judío cuando se hace referencia a Jerusalén se utiliza la palabra Hierosoluma para la antigua ciudad y  Hierousaleem para la que cumple los propósitos de Dios, traducida muchas veces como Jerusalén celestial en muchas versiones de la biblia.

A diferencia del comienzo de la humanidad en esta parte del plan de Dios se nota que la paz y la vida tranquila ya no será en un jardín paraíso como Edén, si no dependiendo de una “ciudad”. Ahora veamos cómo se administra la ciudad.

En la entrada anterior comentaba que el propósito de Dios no es lineal, si no que tiene muchas cosas que no conoceremos hasta que las veamos o el mismo las revele, aquí otro ejemplo de ello, aunque como cristianos se nos tiene reservada la presencia ante Él, no significa que vamos a estar en el cielo tocando arpas y cantando solamente, como se ilustra frecuentemente.

En la visión que me hizo ver el Espíritu,[u] el ángel me llevó a un monte grande y alto, y me mostró la gran ciudad santa de Jerusalén,[v] que bajaba del cielo, de la presencia de Dios. (Apocalipsis 21:10 DHHe (D), compárese con Ezequiel cap 40)

Y ahora sí, el resto de la humanidad se verá beneficiada del propósito de Dios, recordemos que como hemos mencionado varias veces, el apocalipsis no habla como tema central del fin del mundo, si no del Señor Jesucristo, este es un caso muy particular de ello

Y oí una fuerte voz que venía del trono y decía: “Dios habita aquí con los hombres.[h] Vivirá con ellos, ellos serán su pueblo[i] y Dios mismo estará con ellos como su Dios.[j] Secará todas las lágrimas de ellos,[k] y ya no habrá muerte,[l] ni llanto, ni lamento, ni dolor,[m] porque todo lo que antes existía ha dejado de existir.”(Apocalipsis 21:3-4 DHHe (D))

No, no es de esperar que el Padre mismo, Jehová viva con la humanidad, si no que esto fue profetizado con uno de los nombres del Señor Jesucristo:

"La virgen quedará encinta, y tendrá un hijo que se llamará Emanuel" (que significa: "Dios está con nosotros"). (Mateo 1:23 CST)

Normalmente el autoproclamado “esclavo fiel y discreto” de los testigos de Jehová hacen referencia a que estas palabras se cumplen durante el milenio, hacen referencia a que hay dos muertes, la muerte adámica y la muerte por el pecado propioPero no hay un solo lugar en la biblia en que se haga esta distinción por lo que los nuevos cielos y la nueva tierra, (Apocalipsis 21:1) no existirán si no hasta haber terminado el milenio, en otras palabras no es el paraíso predicado por los testigos de Jehová. ¿Cómo lo sabemos? porque la revelación nos dice.

Secará todas las lágrimas de ellos,[k] y ya no habrá muerte,[l] ni llanto, ni lamento, ni dolor,[m] porque todo lo que antes existía ha dejado de existir.”
(Apocalipsis 21:4 DHHe (D))

Durante el milenio si existirá la muerte:

Allí no habrá niños que mueran a los pocos días,
ni ancianos que no completen su vida.
Morir a los cien años será morir joven,
y no llegar a los cien años será una maldición.
(Isaías 65:20 DHHe (D))

y el último enemigo que será derrotado es la muerte.[t]
(1 Corintios 15:26 DHHe (D))

No nos perdamos, nosotros no hemos visto el Armagedón, la gran mayoría no ha visto un milagro, ni siquiera todas nuestras oraciones son contestadas y sin embargo tenemos fe, y luchamos por hacer de nuestra vida lo que Dios quiere. Sin con todo  servimos a Dios por haber sido escogidos, en nuestro caso habernos acercado a Él no ha dependido de nosotros, ni de habérnoslos ganado.

Y añadió:
—Por esto les he dicho que nadie puede venir a mí, si el Padre no se lo concede.  (Juan 6:65 DHH-D)

La mayoría de los testigos de Jehová no se creen merecedores del cielo, y están en lo cierto hasta cierto grado, porque ninguno de la humanidad es merecedor, es por gracia que Dios nos ha escogido. Pero eso no significa que los que tienen tal esperanza se lo hallan ganado o sean merecedores o mejores personas

Pues por la bondad de Dios han recibido ustedes la salvación por medio de la fe. No es esto algo que ustedes mismos hayan conseguido, sino que es un don de Dios.[g] No es el resultado de las propias acciones, de modo que nadie puede gloriarse de nada;[h] pues es Dios quien nos ha hecho; él nos ha creado en Cristo Jesús para que hagamos buenas obras, siguiendo el camino que él nos había preparado de antemano.[i] (Efesios 2:8-10 DHH-D)

En otras palabras el supuesto “esclavo fiel y discreto” de los testigos de Jehová entiende las cosas al revés que somos salvos por lo que hacemos, llegué a escuchar a discursantes que decían que si no hacíamos revisitas esa sangre la íbamos a cargar si se iba a otra religión la persona y por ello no nos íbamos a salvar. (Claro todo ello basado en base a los artículos de La Atalaya que se estudiaban). Pero al contrario somos salvos por gracia de Dios  y por ello nos queremos portar a la altura de sus mandamientos.

Entonces porque dice la biblia

Todo el mundo los odiará a ustedes por causa mía; pero el que siga firme hasta el fin, se salvará.[g] (Marcos 13:13 DHH-D)

¿Quién puede vivir toda la vida firme y sin culpa? ¿acaso el Apóstol Pedro?, ¿Los corintios?, de nuevo es cuestión de ver el contexto:

Los hermanos entregarán a la muerte a sus hermanos, y los padres a los hijos; y los hijos se volverán contra sus padres y los matarán. (Marcos 13:12 DHH-D)

Los hermanos entregarán a la muerte a sus hermanos, y los padres a sus hijos; y los hijos se volverán contra sus padres y los matarán.[s] Todo el mundo los odiará a ustedes por causa mía; pero el que se mantenga firme hasta el fin, se salvará.[t] (Mateo 10:21-22 DHH-D)

Solo es la muestra de quienes son verdaderos hijos de Dios, es  la evidencia de que clase personas somos, para que lo entendamos mejor:

La semilla que cayó entre las piedras representa a los que oyen el mensaje y lo reciben con gusto, pero no tienen suficiente raíz; creen por algún tiempo, pero a la hora de la prueba fallan. (Lucas 8:13 DHH-D)

Hay muchos que nos llamamos siervos de Dios, cuanto todo está en paz, y prosperidad, la verdadera muestra de ser hijos de Dios la daremos a la hora de la prueba.

¿Mantenernos firmes hasta el fin es llevar revistas y pedir limosna casa por casa o cuando estemos en peligro nuestra vida mantener la fe en las promesas de Dios?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Opina: