miércoles, 12 de febrero de 2014

Introducción al Apocalipsis ( Apocalipsis 1:1-3)



Ellos leyeron el libro de la ley de Dios y explicaron parte por parte lo que significaba para que todos pudieran entender.(Nehemías 8:8 PDT)



El Apocalipsis es uno de los libros sobre los que más se ha especulado. Pregúntele a los que dicen que los toques de trompeta celestiales son tratados folletos y asambleas, nuestro querido y nunca bien ponderado creador de falacias: el esclavo fiel y discreto de los testigos de Jehová. Existen varias corrientes de interpretación de este maravilloso libro, los que dicen que habla de lo que sucedía en el tiempo del emperador Nerón, los que dicen que acontecía en el gobierno de Domiciano, y los que hablan de una profecía para cumplimiento futuro. Claro debemos como siempre estoy resaltando tener respeto por el contexto histórico por lo que les invito a leer Albert Barnes' Notes on the Bible, Apocalipsis Introduction to Revelation, así como la Introducción al Apocalipsis de la Nueva Biblia de Jerusalén (Edicion 1998) y la Introducción al Apocalipsis de la Biblia de Estudio MacArthur. En base a ello opto por comentarles que el escritor fue el discípulo Juan, en el tiempo del final del gobierno de Domiciano hacia el 96-98 de nuestra era, en la Isla de Patmos. (Apocalipsis 1:9)



Para empezar el análisis del Apocalipsis es Importante tener una buena traducción, precisamente que no sea una “soberbia” manipulación. Empecemos por el primer verso para ver la importancia de esto:



Una revelación por Jesucristo, que Dios le dio, para mostrar a sus esclavos las cosas que tienen que suceder dentro de poco. Y él envió a su ángel y mediante este [la] presentó en señales a su esclavo Juan, (Apocalipsis 1:1 TNM)





La Revelación (El Apocalipsis) de Jesucristo, que Dios Le dio, para mostrar a Sus siervos las cosas que deben suceder pronto. El la dio a conocer (la manifestó) enviándola por medio de Su ángel a Su siervo Juan, (Apocalipsis 1:1 NBLH)



En la Traducción del Nuevo Mundo se entiende que Jesucristo es solo un mensajero, mientras que en una biblia profesional se ve claramente que a Quien se nos va a revelar es al Señor Jesucristo. De eso trata todo el Apocalipsis del papel de Jesucristo en el primer siglo, y en el futuro.





“Las cosas que deben suceder pronto”: Si nos referimos a tiempos y orden de los acontecimientos, el Apocalipsis lo podríamos dividir en tres tiempos o acontecimientos.



a)     Las cosas que has visto (1:1-20)

b)     Las cosas que son (2:1-3:22)

c)      Las cosas que ocurrirán después de esto (4:1-22:21)



Dentro de esto hay cosas presentes y futuras, lo que lo hacen un libro descriptivo y literal, profético y escatológico. Lo importante es discernir cuales cosas son eternas (Las que has visto), las del contexto histórico (Las que son) y las proféticas y escatológicas (Las que ocurrirán después de esto). Por lo tanto cuando se habla de cosas que van a suceder pronto debemos ver en que parte del Apocalipsis de Jesucristo son reveladas, para saber cerca o pronto con respecto a que suceso. En esencia la profecía es la base de este libro. El mismo libro reconoce “Ese testimonio de Jesús[m] es el que inspira a los profetas.” (Apocalipsis 19:10 DHH L* 2002*)





¿Existe alguna confirmación que Jesucristo no solo fue mensajero de la palabra de Dios, como introduce la Traducción del Nuevo Mundo?



“quien dio testimonio de la palabra de Dios y del testimonio de Jesucristo, y de todo lo que vio.” (Apocalipsis 1:2 NBLH)



Jesús no es un portador de mensaje como comentamos anteriormente, el da testimonio en respaldo a la palabra de Dios. Lo que reafirma que son cosas que firmemente establecidas que no podrán ser cambiadas (Génesis 41:32)



Ahora, el método ocupado no es un sueño, el apóstol Juan estaba viendo las cosas estando despierto, Dios tiene muchas maneras de hablarnos, no solo por la biblia debemos estar atentos a ello. Y no es mediante la “clase de Juan” o el esclavo fiel y discreto de los testigos de Jehová que nos habla, nos habla directamente a cada uno por que nos ama.



“Ciertamente Dios habla una vez, y otra vez, pero nadie se da cuenta de ello. En un sueño, en una visión nocturna, cuando un sueño profundo cae sobre los hombres, mientras dormitan en sus lechos, entonces El abre el oído de los hombres, y sella su instrucción, “(Job 33:14-16 LBLA)



Cuando se menciona el Apocalipsis, a mucha gente le da miedo de saber que depara el futuro, ¿cual es la principal reacción que tendremos de aprender del último libro de la biblia?



Feliz el que lea, y felices los que escuchen las palabras de esta profecía y tengan en cuenta lo que está escrito en ella, porque el tiempo está cerca. (Apocalipsis 1:3 BPD)



Originalmente los destinatarios principales de esta profecía fueron siete congregaciones en Asia menor, en la que pudo haber servido el apóstol Juan, el tiempo del cumplimiento de las palabras de aliento y disciplina los haría felices siempre y cuando hicieran caso a las advertencias. Si tenemos miedo al cumplimiento de esta profecía pudiera ser que no estamos haciendo caso a lo escrito en ella.


miércoles, 5 de febrero de 2014

Conmemorando 100 años de mentiras y falsas profecías (Falsas expectativas)




Una noche en la primavera de 1871, más de un centenar de seguidores de Charles Taze Rusell se prepararon para ser arrebatados al cielo en un puente de Pittburg vestidos de batas blancas, se supone que el mismo estaba presente, aunque lo negó, la realidad es que mucha gente creía en sus falsas profecías. ¡Se imagina la decepción cuando obviamente aquello no pasó¡!

Pero Rusell  tenía una nueva idea para salir del paso, que aquella noche habían resucitado los santos que estaban muertos y que ellos se irían al cielo tres años y medio después.

Cuando lo anterior no sucedió, ahora cambio la fecha para 1914 y como tampoco sucedió, entonces  inventó que Cristo había regresado de manera invisible.

Pero no solo Rusell desaprovecho la oportunidad de aprender de la biblia, Si no que J. F Rutherford, a quien la JW.org cita como Juez, ahora profetizaría que en 1925, siervos fieles como David y Abraham resucitarían y el los recibirá hasta se encargó de construirles su residencia. No bastándole ello, profetizó mediante el gramófono “Millones que ahora viven no morirán jamás” lo que a todas luces era paranoia. Y tal como suena. esta fue una profecía pregonada por millones de testigos de Jehová hasta finales del siglo pasado.
  
Pero el esclavo fiel y discreto de los testigos de Jehová no aprendería la lección, cuando llegó el tercer presidente Nathan H. Knorr profetizó que para la década de los setentas y especialmente para 1975 vendría el fin del mundo, pero al igual que sus antecesores, no llego tal.

Vendría el cuarto y último gran protagonista de las profecías de los testigos de Jehová Frederic W Fraz, este quinto presidente de la Sociedad Watchtower hoy Jw.org profetizó que, “La generación que vio 1914 vería el fin”.  Como sabemos tampoco se cumplió su prefecia.

Por último los más recientes miembros del club del cuerpo gobernante  ahora trabajan como grupo protagónico, pero para formar parte de las profecías y ser ellos mismos una señal, ahora dicen que la generación de 1914 son ellos aunque no hayan vivido en 1914, a lo anteriores les faltó discernimiento espiritual, a los actuales, hasta la lógica.

El cuerpo Gobernante de los testigos de Jehová se aplica así mismo las profecías del Apocalipsis. Por ejemplo de lo que poquísima gente en el mundo sabe, que ellos tocaron las trompetas del apocalipsis , la primera, el 10 de septiembre de 1922, ¿Algún periódico de Sudamérica o Europa hicieron eco de la noticia?. Y asi por el estilo el libro "Apocalipsis" Dice

*** re cap. 21 pág. 134 párr. 20 Las plagas de Jehová sobre la cristiandad ***
20 Mediante resoluciones, tratados, folletos, libros, revistas y discursos, esta proclamación, y otras que se hicieron después, se presentaron como toques de trompeta mediante la congregación de los cristianos ungidos. El primer toque de trompeta resultó en que la cristiandad fuera golpeada como con el agua endurecida de una fuerte granizada. La culpa de homicidio de la cristiandad, por su participación en las guerras del siglo XX, ha sido expuesta, y se ha mostrado que la cristiandad merece la expresión candente de la ira de Jehová. La clase Juan, apoyada posteriormente por la gran muchedumbre, ha continuado repitiendo el mensaje del primer toque de trompeta, llamando atención a cómo Jehová ve a la cristiandad, a quien considera digna de destrucción. (Revelación 7:9, 15.)

En otras palarbas si usted lee un libro "explicativo" del  apocalipsis editado por el esclavo fiel y discreto de los testigos de Jehová, no le sorprenda que el cumplimiento de el apocalipsis radique en la celabración de alguna asamblea o publicación de un libro o tratado, solo por que fué lo unico "sobresaliente" que hicieron aquellos años. Pero no solamente están mal en lo que se aplican, si no en lo que explican, a manera de ejemplo veamos 

Miré entonces, y vi salir un caballo blanco. El que lo montaba llevaba en la mano flechas y un arco, y le dieron una corona. Había vencido a sus enemigos, y salía dispuesto a seguir venciendo. (Apocalipsis 6:2 BLS)

La explicación que da el esclavo fiel y discreto de los testigos de Jehová:

*** w09 15/4 pág. 30 párr. 10 Valoremos el papel de Jesús, el David y el Salomón Mayor ***
“en el cielo. Esto fue lo que Juan escribió: “¡Miren!, un caballo blanco; y el que iba sentado sobre él tenía un arco; y le fue dada una corona, y salió venciendo y para completar su victoria” (Rev. 6:2). El jinete del caballo blanco es Jesús. La corona la recibió en 1914, cuando fue entronizado como Rey del Reino celestial, tras lo cual “salió venciendo”. Como vemos, Jesús es un rey victorioso, igual que David. Poco después de recibir el Reino luchó contra el Diablo, lo venció y lo arrojó a la Tierra junto con sus demonios (Rev. 12:7-9). Jesús seguirá cabalgando hasta que culmine su victoria, hasta que destruya por completo el malvado sistema de Satanás (léase Revelación 19:11, 19-21).”

Ahora veamos, ¿que clase de corona recibió el Jinete del caballo Blanco? Corona—Griego, stephanos, la guirnalda de vencedor, (W. E Vine) estas guirnaldas estaban hechas de flores, o plantas, eran el premio para el vencedor

Los que se entrenan para competir en un deporte evitan todo lo que pueda dañarles.[q] Y lo hacen por alcanzar como premio una corona de hojas de laurel, que en seguida se marchita.[r] Nosotros, en cambio, luchamos por recibir un premio que no se marchita. (1 Corintios 9:25 DHH C 2002*)

En pocas palabras, apocalipsis 6:2 no habla de la entronización de Cristo,  la corona habla de una recompensa de vencedor, por lo que toda su interpretación del texto inicia mal y por lo tanto toda esta mal.

 Por lo anterior haremos un esfuerzo por hacer un comentario general del apocalipsis, para conmemorar estos 100 años de “falsas expectativas”.