sábado, 24 de mayo de 2014

Policarpo: El ángel de la iglesia de Esmirna Apocalipsis 2:8-11





“Escribe también al ángel de la iglesia de Esmirna:[h] ‘Esto dice el primero y el último, el que murió y ha vuelto a vivir:[i] (Apocalipsis 2:8 DHH C 2002*)



Al tiempo de la escritura de esta carta quien fungía en las funciones de anciano en la congregación de Esmirna era Policarpo, de quien se dice fue nombrado por el propio apóstol Juan, y que desde su nacimiento fue cristiano por provenir de familia creyente, y mantuvo un contacto constante con los primeros discípulos de Cristo.



Respecto a Esmirna podemos comentar que era una ciudad costera “coronada de torres y edificios, bella en cuanto a planeación de sus calles y pavimentación de las mismas, con muchos jardines. La segunda en importancia después de Éfeso, totalmente leal a Roma, tanto así que cuando los soldados romanos llegaron a necesitar víveres, estos les fueron proporcionados voluntariamente por sus ciudadanos. Fue fundada por una colonia griega más de mil años antes de la escritura de esta carta. Era una ciudad libre, ‘tal era la reverencia que sentía Esmirna por Roma que ya hacia 195 a C. fue la primera ciudad del mundo que erigió un templo a la diosa Roma. Y en el año 26 d C., cuando las ciudades de Asia Menor se disputaban el honor de edificar un templo a la divinidad de Tiberio, fue elegida Esmirna aun por encima del mismo Éfeso. Dentro se sus templos sobresalen  los de Cibeles, Zeus, Apolo, Némesis, Afrodita, y Esculapio.



Para una consideración sobre “el primero y el último y el que murió y volvió a vivir por favor remítase al siguiente link

http://testigosdejehovareformados.blogspot.com/2014/03/apocalipsis-1-16-18-la-espada.html

http://testigosdejehovareformados.blogspot.com/2014/04/apocalipsis-118-20-la-condicion-de-los.html 



Yo conozco tus sufrimientos y tu pobreza, aunque en realidad eres rico.[j] Y sé lo mal que hablan de ti esos que se dicen judíos pero no son otra cosa que una sinagoga de Satanás.[k] (Apocalipsis 2:9 DHH C 2002*)



En una ciudad tan rica y hermosa el culto al emperador era la causa de que se excluyera prácticamente de la sociedad a los cristianos. Un punto a resaltar es que a veces podemos llegar a pensar que por los sufrimientos que pasamos como que Jesús no nos ve, o no contesta nuestras oraciones, y lo más probable es que no actúe a nuestro favor. He visto iglesias que tienen la doctrina de “reclamar las promesas”, como recordándole a Dios, algunos pasajes de prosperidad y promesas de bienestar, como si a Dios se le pudiera obligar a hacer algo. En México trabaja una iglesia originaria de Brasil que siempre publicita prosperidad y sanidad económica a cambio de hacer donaciones en efectivo a la iglesia y así “pare de sufrir”. Los testigos de Jehová tienen la idea de que cuando les va mal en la vida es por sus propias faltas o por que alguno de los miembros de la familia o cercanos a ella tienen un pecado oculto, nada más falso en ambas doctrinas muy al estilo de los falsos consoladores de Job. La congregación de Esmirna era fiel empezando por su anciano y aun así no gozaba de prosperidad material y el sufrimiento era su principal característica y no por ello estaba olvidada por Jesús. Esta congregación le había sido concedida a Satanás. Cf Lucas 13:16; 22:31)



En realidad la palabra que se traduce pobreza podríamos traducirla más bien, por miseria (Vine), mendicidad, indigencia (Strong) estó no porque fueran flojos o indolentes, si no por el despojo que habrían sufrido.  Aparte de los sufrimientos físicos la pobreza de la congregación de Esmirna era al grado de la miseria. Aquellos que reclaman sus promesas para el hoy, debemos recordarles que cuando hemos sido dados a prueba no se quitaran los males sobre nosotros hasta que se supere la prueba incluso hasta el grado de perderlo todo, incluso la vida sin, renegar. Así pasó la prueba la iglesia de Esmirna.



El texto nos aclara que los hay de Judíos a judíos, en el caso de los Esmirna eran la Sinagoga de Satanás, todo el ataque fue originado por el odio de estos judíos a los cristianos, eran grandes contribuyentes para las obras de la ciudad. Los judíos eran especialmente numerosos e influyentes.  Encontramos, por ejemplo, que contribuyeron 10,000 denarii para el embellecimiento de la ciudad. Está claro que en Esmirna fueron los judíos especialmente hostiles a la Iglesia Cristiana, sin duda porque fue de entre ellos y de entre los interesados en el judaísmo de donde procedían muchos de los convertidos al Cristianismo.



¿Aquí acabaría el sufrimiento de la congregación de Esmirna?



"No temas lo que estás por sufrir. Yo te digo que el diablo echará a algunos de ustedes en la cárcel para que sean probados, y tendrán tribulación por diez días. Sé fiel hasta la muerte, y Yo te daré la corona de la vida. Apocalipsis 2:10 NBLH)



A pesar de todos los sufrimientos experimentados pos la iglesia Jesús les advierte de que viene algo peor, “no temas lo que estas por sufrir”, iba a ser llevados a la cárcel y algunos  a morir.  Algo interesante es que Cristo avisa cuando moriremos por su causa. En realidad todo lo que cita este texto pasó de manera literal, por lo que los diez días han de haber sido literales de intensa persecución, encarcelamiento y sufrimiento. Veamos el ejemplo más conocido de la iglesia de Esmirna:



Policarpo, obispo de Esmirna, fue martirizado el sábado 23 de febrero del año 155 d C. Fue en el tiempo de los juegos atléticos; la ciudad estaba abarrotada, y toda la gente estaba excitada. De pronto surgió el grito: «¡Mueran los ateos! ¡Busquemos a Policarpo!» Seguramente Policarpo habría podido huir; pero ya había tenido una visión en sueños en la que vio que la almohada bajo su cabeza estaba ardiendo, y se despertó para decirles a sus discípulos: «Es necesario que me quemen vivo.»



Cono los cristianos no adoraban imágenes ni al emperador eran considerados ateos



Un esclavo declaró bajo tortura dónde se encontraba Policarpo. Fueron a arrestarle. Él ordenó que les dieran una comida y puso a su disposición todo lo que quisieran tomar, pidiéndoles a cambio que le concedieran el privilegio de pasar una hora en oración. Ni siquiera el capitán de la policía quería ver morir a Policarpo. En el breve viaje a la ciudad trató de persuadir al anciano: " ¿Qué tiene de mal el decir "César es señor" y ofrecer sacrificio y salvar la vida?" Pero Policarpo era inamovible en su convicción de que para él el único Señor era Jesucristo.



Cuando entró en la arena del circo vino una voz del Cielo que decía: " Sé fuerte, Policarpo, y pórtate como un hombre.» El procónsul le dio a escoger entre maldecir el nombre de Cristo y ofrecer sacrificio al César, o morir. «Ochenta y seis años Le he servido -le contestó Policarpo-, y Él no me ha hecho nunca ningún mal. ¿Cómo voy a blasfemar de mi Rey Que me salvó?» El procónsul le amenazó con la hoguera, y Policarpo replicó: "Tú me amenazas con un fuego que arde sólo un momento y se sofoca en seguida, porque no conoces el fuego que les espera a los malvados en el juicio por venir y en el castigo eterno. ¿A qué esperas? ¡Venga, haz lo que quieras conmigo!»



El gentío llegó de las tiendas y de los baños con teas, y los judíos, aun quebrantando el descanso sabático al llevar tales cargas, fueron los primeros en allegar la leña. Iban a atarle al poste del patíbulo; pero él dijo: «Dejadme como estoy; porque el Que me da poder para soportar el fuego me concederá permanecer inmóvil en medio de las llamas sin la seguridad de vuestros clavos.» Así es que le dejaron atado pero sin apretarle en las llamas, haciendo una oración y posteriormente lo quemaron vivo



Policarpo murió en la hoguera. ¿Fue por no serle fiel a Dios?, al contrario. Como analizamos en temas pasados el sufrimiento tiene un propósito: Recibir la corona de la vida, no es una corona de rey, es una corona de victoria, De en cada una de estas frases quiere decir que consiste en. Ganar la corona de la justicia o de la gloria o de la vida es ser coronado con la integridad o la gloria o la vida. Pero debemos entender la idea que hay detrás de esta palabra corona (stéfanos). En griego hay dos palabras para corona: diádéma, que es la corona real, y stéfanos, que conlleva las ideas de gozo y de victoria. No es la corona real la que se le ofrece al cristiano, sino la corona del gozo y de la victoria.



Algo que me deja perplejo es que en esta iglesia no se habla de la gracia, se habla de una condicionante, la fidelidad hasta la muerte de martirio , y en base a ella lograr algo por esfuerzo propio, ganarse una corona de victoria y por ende la vida eterna.



Esto me aclara dos puntos que me carecían de armonía, la predestinación de los hijos de Dios y la promesa de vida eterna a todos los que vengan a Jesús.



Desde antes de crear el mundo Dios nos eligió, por medio de Cristo, para que fuéramos sólo de él y viviéramos sin pecado. (Efesios 1:4 BLS)



“Tanto amó Dios al mundo, que dio a su Hijo único, para que todo aquel que cree[k] en él no muera,[l] sino que tenga vida eterna.[m] (Juan 3:16 DHH C 2002*)





  ¡Quien tiene oídos, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias! Los vencedores no sufrirán ningún daño de la segunda muerte.’[n] (Apocalipsis 2:11 DHH C 2002*)



Volvemos a encontrar la palabra vencedores, y un recordatorio para todos nosotros, nunca pensemos que si estamos sufriendo injusticias es porque Dios ni su hijo ni siquiera nos miran o nos consideran indignos, o es a consecuencia de nuestras faltas. Es el momento de demostrar nuestra fé y salir victoriosos, hasta de la misma muerte eterna. El ser participantes de la “primera resurrección” (Apocalipsis 20:6)

5 comentarios:

  1. Hermano Estebán el link no aparece ,pienso que lo has olvdiado colocar.

    Muy buena su información acerca de Policarpio,realmente no la conocía y nos ayuda a entender lo importante de mantenernos fieles hasta la muerte.

    No entiendo exactamente a que se refiere en la cual dices: esto me aclara dos puntos que carecían de armonía,la predestinación de los hijos de Dios y la promesa de la vida eterna ?

    Personalmente pienso que no podemos ganar la vida eterna,es un regalo gratuito que el Creador nos da a través de la muerte de su Hijo. Pienso que cuando hacemos un esfuerzo y nos mantenemos hasta el final, es el Padre el que nos esta dando esa fuerza para hacerlo,si fuese por nuestras propias fuerzas no lo lograriamos. La palabra de Dios nos da fuerza,el espiritu Santo nos da fuerza,la fé en el Hijo nos da fuerza,el amor a nuestro Padre nos da fuerza,además las promesas de que esto es solamente pasajero nos da fuerzas para aguantar.

    Gracias hermano Estebán por esa muy buena información e historia del pasado,pienso que es muy importante saberla porque de esa manera podemos recordar y entender mejor lo que paso en esas iglesias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A contrario sensu... ¿Renegando del Señor ante la muerte se nos dará la vida eterna?, Esto es lo que estuve reflexionando en la semana. ¿Cómo es posible que los escogidos ya estén salvos, sin que al resto de la humanidad se le dé la oportunidad de vivir?

      Me parece que Policarpo entendía el punto, y como lo has manifestado si Dios lo permite es que lo podremos soportar.

      Ustedes no han pasado por ninguna tentación que otros no hayan tenido. Y pueden confiar en Dios, pues él no va a permitir que sufran más tentaciones de las que pueden soportar. Además, cuando vengan las tentaciones, Dios mismo les mostrará cómo vencerlas, y así podrán resistir.
      (1 Corintios 10:13 BLS)

      Gracias ya actualicé el link

      Eliminar
  2. Hermano Estebán siempre he tenido un poco de confución con referente a la primera y segunda resurección,podría explicarme acerca de esto?
    Cuando ocurre la segunda resurección?

    ResponderEliminar
  3. La palabra que se traduce primera, no necesariamente es de tiempo, sino también de lugar o importancia, La primera resurrección es la de los vencedores para ser premiados, la segunda de la humanidad en general para ser juzgados. Hablaremos detalladamente de ello en el futuro.

    ResponderEliminar
  4. Me llama la atención cuando el Senor dice: Yo soy el primero y el último y como la sociedad cuando se trata del Senor Jesus no quiere aceptar que es el mismo titulo que el Padre celestial tiene. Estoy de acuerdo hermano Estebán que la gloria de Cristo es tan grande que el Padre comparte con su Hijo también el titulo : yo soy el primero y el último.

    La gloria del Padre es la gloria del Hijo.
    El amor del Padre es el mismo amor del Hijo.
    La bondad del Padre es la misma bondad de Hijo
    La ternura del Padre es la misma ternura del Hijo
    La misericordia del Padre es la misma misericordia del Hijo.

    La gloria,la potencia,la alabanza como dice en la escritura pertenecen al Trono y al Cordero y eso es lo que desea el Padre que asi sea.

    DICE EL HIJO DE DIOS. TODO LO QUE EL PADRE TIENE ES MIO,por esta razón el Hijo tambien : es el primero y el último.

    Es verdad hermano Estebán el Senor Jesucristo es mucho más que lo que creen los testigos.

    Cuando tratamos de ver en nuestro Senor al arcangel Miguel,no podemos ver a nuestro Padre en nuestro Senor Jesus,hay una barrera que impide que veamos a nuestro Padre en su Hijo.
    Nuestro Senor Jesus dijo: EL QUE ME HA VISTO A MI A VISTO AL PADRE. y nadie en el cielo y la tierra puede decir esto,solamente nuestro Senor, porque nuestro Senor es la representación exacta de nuestro Padre celestial.

    El esclavo quiere hacernos ver en el Senor Jesus otro jesus que no es el Jesus real de la escritura.



    ResponderEliminar

Opina: