domingo, 8 de junio de 2014

Pérgamo, donde está el trono de Satanás Apocalipsis 2:12-13





“Escribe también al ángel de la iglesia de Pérgamo: ‘Esto dice el que tiene la espada aguda de dos filos:[ñ] Yo sé que vives donde Satanás tiene su trono;[o] sin embargo, sigues fiel a mi causa y no renegaste de tu fe en mí[p] ni siquiera en los días en que a Antipas, mi testigo[q] fiel, lo mataron en esa ciudad donde vive Satanás. (Apocalipsis 2:12-13 DHH C 2002*)



Ahora toca enviar una carta al presbiterio de la congregación de Pérgamo, de hecho para el estudiante bíblico la palabra pergamino es familiar, precisamente se deriva de esta ciudad cuyos habitantes quisieron rivalizar en cuanto a acervo cultural escrito con la misma Alejandría. De hecho debido a conflictos con esta hegemonía, a los habitantes de Pérgamo les fueron negados los suministros de papiro para que sus intelectuales no pudieran alcanzar a lo contenido en Alejandría, por lo que empezaron a escribir en pieles tratadas logrando así mayor durabilidad que el papiro. Políticamente hablando era la capital de la Provincia de Asia.



Al igual que las otras iglesias que hemos tratado, la adoración al emperador era vigente en esta ciudad, así como los grandes templos, en este caso el dedicado a Zeus, “Hacia 240 a C. había obtenido una gran victoria contra los salvajes invasores Galátatas o galos. En memoria de esa victoria se había construido un gran templo de Zeus delante del templo de Atenea que se remontaba doscientos metros sobre la colina cónica de Pérgamo. A quince metros de altura, se erguía sobre un saliente de la roca que parecía un trono inmenso en la montaña. Todo el día estaba subiendo el humo de los sacrificios que se ofrecían a Zeus. Alrededor de su base se había tallado en la roca una de las obras escultóricas más notables del mundo: el friso que mostraba la Batalla de los Gigantes, en la que los dioses de Grecia obtuvieron la victoria frente a los gigantes de la barbarie. Se ha sugerido que este gran altar era el trono de Satanás; pero es improbable que un autor cristiano lo llamara así, porque para entonces ya eran anacrónicos los viejos dioses griegos.



 Pérgamo estaba especialmente conectada con el culto de Asclepio -para los latinos Esculapio-, hasta tal punto que se le conocía como " el dios pergamino." Cuando Galeno estaba mencionando invocaciones populares, dijo que la gente juraba corrientemente por Artemisa de Éfeso, o por Apolo de Delfos, o por Asclepio de Pérgamo. Asclepio era el dios de la sanidad, y sus templos eran la versión primitiva de los hospitales en el mundo antiguo. La gente acudía en manadas a Pérgamo en busca de alivio para sus males. R. H. Charles ha llamado a Pérgamo «La Lourdes del mundo antiguo.» La labor de la sanidad era en parte el trabajo de los sacerdotes; y en parte el de los médicos -Galeno, sólo superado por Hipócrates en la historia de la medicina antigua, había nacido en Pérgamo-; y en parte, del propio Asclepio…, el emblema de Asclepio era la serpiente, que se sigue usando en muchos emblemas médicos y farmacéuticos. Muchas de las monedas de Pérgamo tienen la serpiente de Asclepio como parte de su efigie.





“Escribe también al ángel de la iglesia de Pérgamo: ‘Esto dice el que tiene la espada aguda de dos filos:



“El Cristo Resucitado se dice que es el que tiene la espada aguda de doble filo. Los gobernadores Romanos se dividían en dos clases: los que tenían el ius gladii, el derecho de la espada, y los que no. Los que tenían el derecho de la espada tenían poder de vida o muerte; su palabra era la sentencia que se ejecutaba en el lugar y en el momento. Hablando humanamente, el procónsul, que tenía el cuartel general en Pérgamo, tenía el ius gladü, y en cualquier momento podía usarlo contra los cristianos; pero esta carta demanda de los cristianos que no olviden que la última palabra la tiene siempre el Cristo Resucitado, Que es el Que tiene la verdadera espada aguda de doble filo. El poder de Roma podía ser satánicamente poderoso; el poder del Cristo Resucitado es incalculablemente mayor.”



Para ver la consideración de la espada de dos filos, véase el siguiente link






"Yo sé que vives donde Satanás tiene su trono"



Algunos han sugerido que el templo a Zeus era el trono de Satanás, pero es muy difícil que un cristiano caiga de nuevo en la idolatría de Dioses y sus imágenes.



Respecto a que la congregación se dice que vive o mora donde Satanás tiene su trono, es necesario saber que no se refiere a una permanencia temporal. Strong nos ilustra:



G2730

κατοικέω

katoikéo

de G2596 y G3611; alojarse permanentemente, i.e. residir (literalmente o figurativamente):- habitante, habitar, morador, morar.



Normalmente a los cristianos se nos llama residentes temporales, o forasteros (1 Pedro 1:1, Hebreos 11:13) Pero la congregación de Pérgamo es residente permanente en el trono de Satanás. El Señor Jesucristo, sabe que es más fácil ser fiel en un grupo asilado de cristianos, que inmersos en el mundo para salir adelante. De hecho si los cristianos hubieran optado por salirse el mundo, el cristianismo no se hubiese expandido al grado que existe.



Alguna vez comentaba con un superintendente de circuito, sobre la diferencia que existe entre su manera de vivir y la nuestra, ya que ellos estaban todo el día en asuntos de congregación y en medio de compañía de hermanos, no tenían que trabajar para el sustento, ni una familia que sacar adelante. Eso hacía que tuvieran el menor contacto con el mundo. A diferencia de los demás hermanos, la clase clerical solo tenía que luchar con sus propias pasiones más que con el mundo. Es más, ahora se van al monasterio de Warwick. Jajajaja se me ocurrió eso del monasterio para monjes testigos aislados del mundo.



Sin embargo el ser cristiano no es de ninguna manera salirse del mundo. Jesús oró:



»Padre celestial, dentro de poco ya no estaré en el mundo, pues voy a donde tú estás. Pero mis seguidores van a permanecer en este mundo. Por eso te pido que los cuides, y que uses el poder que me diste para que se mantengan unidos, como tú y yo lo estamos. Mientras yo estaba con ellos, los cuidé con el poder que me diste, y ninguno dejó de confiar en mí. El único que nunca creyó en mí fue Judas. Así se cumplió lo que dice la Biblia. »Ahora regreso a donde tú estás. Pero digo esto mientras estoy en el mundo, para que mis seguidores sean tan felices como yo. Les he dado tu mensaje, y por eso los de este mundo los odian, pues ellos ya no son como esa gente, y tampoco yo soy así. No te pido que los quites del mundo, sino que los protejas de Satanás. (Juan 17:11-15 BLS)



Esta congregación no se había asilado mediante la doctrina como la de Éfeso, ni la persecución los había marginado como a la de Esmirna, Este punto Cristo se los toma a su favor y como atenuante



"Sin embargo, sigues fiel a mi causa y no renegaste de tu fe en mí[p] ni siquiera en los días en que a Antipas, mi testigo[q] fiel, lo mataron en esa ciudad donde vive Satanás."



En realidad Cristo consideraba a esta congregación fiel, como las demás había sufrido persecución, de hecho a Antipas se le eleva a compartir un título con el señor Jesucristo, el de “testigo fiel”, (Apocalipsis 1:5) Como hemos analizado anteriormente, cuando Cristo salió victorioso de sus pruebas, Dios mismo le comparte algunos títulos, así mismo el Cristo con nosotros sus hermanos (Apocalipsis 1:17, Isaías 44:6; Mateo 12:49, Juan 20:17). El ser testigo era estar dispuesto a morir en martirio. Por lo que hasta cierto grado las crónicas de Tertuliano deben tener razón en algo de la muerte de Antipas. En fin, es necesario esperar a que exista confirmación de esos hechos.

4 comentarios:

  1. Me alegro mucho hermano Estebán de volverlo a escuchar
    Pienso personalmente que nosotros hoy día también vivimos en el trono de satanás,es un mundo muy dificil donde reina solamente el placer y la maldad,
    Muchas veces le he dido a mi Padre celestial el porque ha permitiio que yo viva en este tiempo donde existen miles de religiones y todas tienen la verdad., y le decía a mi Padre que me hubiese gustado vivir en los tiempos antiguos,pero me doy cuenta con la explicación bíblica que dás,que el trono de satanás siempre ha estado en todos los tiempos mezclado con el trigo,hasta que venga nuestro Senor y arranque .la cizana.

    En el libro de Proverbios nuestro Padre nombra muchas veces como los injustos aman la muerte cuado no quieren seguirlo.
    Estos ejemplos de revelación nos ayudan a entender que debemos mantenernos firmes en nuestra fé a pesar de las dificultades porque al final como dice la escritra recibiremos vida eterna.

    Gracias hermano Estebán por esa maravillosa información acerca de la iglesia de Pergamo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como comentamos, algunos creen que el trono de Satanás era el templo de Zeus, algunos otros piensan que era la adoración al emperador. Pero la idolatría la habían enfrentado las otras dos iglesias sin que por ello se les dijera que estaban en el lugar de residencia del Diablo.

      La misma cultura logra que se relajen las normas por la “libertad”. De hecho veremos cómo el diario convivir en esa sociedad les trajo problemas con el Señor Jesucristo. Varios comentaristas bíblicos le llaman “Pérgamo, la iglesia mundana”.

      Eliminar
  2. Tampoco entiendo porque la sociedad tomo la decisión de trasladar su sede en un lugar de estos, que en el fondo tiene el hermano Estebán razón de que es como un monasterio, Además no entiendo si el mundo se va a cabar porque construir una nueva sucursal, realmente hay algo que no esta en el lugar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Has visto los jardines y las instalaciones que tienen?, ¿has visto la casa de un testigo promedio?, en fin, se les olvida que en Sodoma y Gomorra Dios no respetó la casa de Lot, ni la casa de Noé en el Diluvio, ni cuando Jerusalén fue destruida Jeremías conservó su casa, ni Daniel, en fin, ni muchos otros profetas; ni los hermanos de Jerusalén en el 70 DC conservaron sus casas. De hecho Cristo hablo de huir (Lucas 21:21, Génesis 19:17, Mateo 24:16, Jeremías 35:11; 37:12) no se habla de permanecer en instalaciones “Sagradas” y de fácil identificación. Yo creo que esto si lo saben, solo que no creen ni que el fin esté cerca, y aprovechan la oportunidad de vivir a todo lujo (Lucas 21:34).

      Un día le pregunté a un superintendente de circuito porque no quería comer en las casas de hermanas con esposos “incrédulos”, me dio varios ejemplos, empezando por que normalmente les preguntan ¿Y usted en que trabaja? Lo mismo consiguen asilándose, no rinden cuantas a nadie ni nadie se entera de los que realmente hacen.

      Eliminar

Opina: