sábado, 10 de enero de 2015

¿Cuanto haces?, Apocalipsis 3:8

Yo sé todo lo que haces. Mira, ante ti he puesto una puerta abierta que nadie puede cerrar, y aunque tienes poca fuerza, has hecho caso a mi palabra y no me has negado.[i]
(Apocalipsis 3:8 DHH L* 2002*)

El señor Jesucristo conoce todas nuestra capacidades, lo que hacemos respecto a su reino,  y en base a ello decide cuanto asignarnos, es decir a diferencia de la “escuela de entrenamiento” de los testigos de Jehová en que cada semana se invierten dos horas intentando pulir “presentaciones” de las revistas y folletos, lo que multiplicadas por millones de testigos de Jehová, resulta en miles de millones de horas perdidas intentando sacar, lo que no hay. Jesús asigna nuestras responsabilidades directamente.

"""El reino de Dios será como un hombre que se iba de viaje. Antes de irse llamó a sus siervos y los dejó encargados de administrar su fortuna." "A uno de ellos le dio cinco bolsas de dinero, al segundo le dio dos y al otro una. A cada uno le dio una parte de acuerdo con lo que le era posible tomar a su cargo. Después se fue a su viaje." "Inmediatamente, el que había recibido las cinco bolsas de dinero comenzó a invertir el dinero y ganó otras cinco bolsas." "Así mismo, el que recibió dos bolsas de dinero ganó otras dos." "Pero el que recibió una bolsa se fue, hizo un hueco en el suelo y escondió el dinero de su patrón." """Después de mucho tiempo, regresó el patrón y empezó a arreglar cuentas con los siervos." "El hombre que había recibido las cinco bolsas de dinero, se acercó al patrón y trajo cinco bolsas más. Le dijo: 'Señor, usted me dejó encargado de cinco bolsas de dinero, aquí hay cinco bolsas más que yo gané'." """Su patrón le dijo: '¡Muy bien hecho! Eres un buen siervo y digno de confianza. Como fuiste fiel con poca cantidad, te pondré a cargo de mucho. Ven y alégrate con tu patrón'." """Después, el hombre que había recibido dos bolsas de dinero se le acercó y le dijo: 'Señor, usted me dejó encargado de dos bolsas de dinero, aquí están dos bolsas más que yo gané'." """Su patrón le dijo: '¡Bien hecho! Eres un buen siervo y digno de confianza. Como fuiste fiel con poca cantidad, te pondré a cargo de mucho. Ven y alégrate con tu patrón'." """Entonces el hombre que había recibido una bolsa de dinero se acercó a su patrón y le dijo: 'Señor, yo sé que usted es un hombre duro. Cosecha donde no ha plantado y recoge donde no ha sembrado." Tuve miedo y fui y escondí la bolsa de dinero en el suelo. Tome lo que es suyo'. El patrón le contestó: '¡Eres un siervo malo y perezoso! Sabes que cosecho donde no he plantado y recojo donde no he sembrado. "Por eso debiste poner mi dinero en un banco. Así cuando yo volviera, tendría mi dinero más los intereses'." """Entonces el patrón les dijo a otros siervos: 'Tomen la bolsa de dinero de ese siervo y dénsela al que tenía diez bolsas. Sí, porque el que use bien lo que se le da, recibirá más, aun más de lo que necesita." "Pero al que no lo haga, se le quitará todo lo que tiene'." Y les dijo a los otros siervos: 'Echen a este siervo inútil afuera a la oscuridad donde la gente llora y cruje los dientes'. (Mateo 25:14-30 PDT)

Durante todos los años que fui testigo de Jehová cuando salíamos al “servicio del campo” casa por casa, la mayoría solo decía “vengo a invitarlo a la lectura de su biblia”, o “le traigo este tratado que tiene el tema…” después de miles de millones de horas invertidas en capacitación para colocar literatura y pedir donaciones voluntarias no hay ningún resultado, las pruebas de la inutilidad de tal “escuela” son el pingüe aumento de menos del 2% anual, lo que indica un poco más de un discípulo por congregación al año. Es más el aumento en nombramientos de precursores que el aumento en nuevos testigos de Jehová

Por otra parte, Dios nos ha dados dones y su Espíritu para poder predicar, no somos iguales, “Cada uno tiene su propio Don” (1 Corintios 7:7 PDT) así que debemos evaluarnos personalmente cuanto nos ha sido asignado respecto a la obra del Señor. A todos se nos ha dado suficiente, “una bolsa” por lo menos. ¿Qué estás haciendo con tu talento? ¿Estás haciendo como aquel esclavo que escondió lo que le había sido dado?. La ciudad de Filadelfia de parece mucho al mundo actual, era in punto de expansión de la cultura griega y romana, un lugar donde pasaban los comerciantes y los ejércitos romanos, y todo el que deseaba ir más allá de imperio. Así es el mundo hoy tienes la oportunidad de convertir a tu familia, vecino, o a muchísimas personas al otro lado del mundo mediante el internet. La puerta está abierta y por parte de Cristo nadie te la puede cerrar. ¿Darás testimonio?. Sin embargo doy fe de que muchos testigos al pararse en la puerta de un extraño se paraliza y no sabe que decir más que las palabras supracitadas. No, no hay que ser un misionero al hablar de Cristo. Solamente invita a la iglesia a alguien y los pastores y maestros se encargaran de hacer el resto.

"Cristo mismo le dio dones a la gente: a unos, el don de ser apóstoles; a otros el de ser profetas; a otros el de anunciar las buenas noticias; y a otros el de ser pastores y maestros." Él dio esos dones para preparar a su pueblo santo para el trabajo de servir y fortalecer al cuerpo de Cristo. Este trabajo debe continuar hasta que estemos todos unidos en la misma fe y en el mismo conocimiento del Hijo de Dios. Debemos seguir creciendo hasta que seamos maduros como Cristo y compartamos su perfección. (Efesios 4:11-13 PDT)

Llega el momento de que evalúes tu don, ¿Disciernes la escritura?, enseña, ¿Tienes habilidad de palabra?, predica, ¿Tienes capacidades directivas?, hazte pastor o anciano.


En el primer siglo  los tribunales romanos ponían una gran prueba a los cristianos, solo tenían que renegar a Cristo, y su liberación estaba asegurada, en el caso de esta iglesia habían resultado muy lastimados, ya solo tenían un poquito de fuerza, ese poquito es suficiente, no necesitamos ser los grandes predicadores, pastores o maestros. Al igual nosotros podemos tener limitaciones físicas o emocionales, no se nos pide llegar a ninguna meta, o nombramiento. Solo manos a la obra. Como veremos el resto lo hace Cristo. Tal ves tu que no lees hayas sido lastimado por “hermanos espirituales”, tu familia, o hasta el mismo gobierno. Solo haz lo que te toca. Solo respondamos a amor de Dios y de su Cristo.




2 comentarios:

  1. También debemos recordar hemanos que la predicación no es una obra de hombres, por mucho que nos preparemos no podremos, porque en el momento de hablar con una persona acerca de la biblia, es el Espirítu Santo el que habla a través de nosotros y es ÈL el que nos hace recordar todo lo que el Señor ha dicho.

    1 de Corintios 2:4
    Predicando a Cristo crucificado
    …3Y estuve entre vosotros con debilidad, y con temor y mucho temblor. 4Y ni mi mensaje ni mi predicación fueron con palabras persuasivas de sabiduría, sino con demostración del Espíritu y de poder, para que vuestra fe no descanse en la sabiduría de los hombres, sino en el poder de Dios

    Nosotros hermanos no podemos programar el Espíritu Santo, porque es todo lo contrario es el Espíritu Santo quien habla a través del creyente.

    Juan 14:26

    26 Pero el Consolador, el Espíritu Santo, a quien el Padre enviará en mi nombre, El os enseñará todas las cosas, y os recordará todo lo que os he dicho

    Cuando tenemos hermanos una conversación con una persona de la escritura, cuando es el Padre y el Hijo el que habla a través del creyente, ninguna persona podrá refutar esa verdad , porque la verdad de la escritura no cambia., por eso hermanos las personas no pueden ser entrenadas como si se tratasé de una escuela y menos repetir exactamente unas frases que se han aprendido de memoria para poder decirlas en la predicación, la razón es muy sencilla nadie conoce la necesidad de otras personas y el problema de cada persona y lo que necesita cada persona, solo Dios lo sabe, por está razón cuando una persona predica es el Espirítu Santo el que habla a través de esa persona.

    Lucas 21:14-16

    …14Por tanto, proponed en vuestros corazones no preparar de antemano vuestra defensa; 15porque yo os daré palabras y sabiduría que ninguno de vuestros adversarios podrá resistir ni refutar. 16Pero seréis entregados aun por padres, hermanos, parientes y amigos; y matarán a algunos de vosotros,…

    Martha

    ResponderEliminar
  2. El amor de nuestro amado Salvador es tan grande que muchas veces no entendemos realmente lo que ÈL hizo por la humanidad. No hay amor más grande que el que da la vida por sus amigos y esto lo hizo nuestro Señor al dar su vida por nosotros. El amor del Padre no tiene fronteras, es infinito, eterno al dar a su Hijo para todo el que crea en èl no se pierda, sino tenga vida eterna, es un regalo gratuito del Padre y su Hijo a nosotros, además el amor de Ellos nos mueve a mostrar amor a nuestro semejante, un amor sin condiciones, y ha llevar el fruto de los dones que el Espirítu Santo otorga a cada uno.

    Juan 15, 9-17

    Igual que el Padre me amó, os he amado yo. Manteneos en ese amor que os tengo, y para manteneros en mi amor, cumplid mis mandamientos; también yo he cumplido los mandamientos del Padre y me mantengo en su amor.

    Os he dicho esto para que compartáis mi alegría y así vuestra alegría sea total.

    Este es el mandamiento mío: que os améis unos a otros como yo os he amado. No hay amor más grande que dar la vida por los amigos. Seréis amigos míos si hacéis lo que yo os mando. Ya no os llamo más siervos, porque un siervo no está al corriente de lo que hace su amo; os llamo amigos porque os he comunicado todo lo que he oído a mi Padre.

    No me elegisteis vosotros a mí, fui yo quien os elegí a vosotros y os destiné a que os pongáis en camino y deis fruto, y un fruto que dure; así, lo que pidáis al Padre en mi nombre, os lo dará. Este es mi mandamiento que se amen los Unos a los otros.


    .


    ResponderEliminar

Opina: