domingo, 8 de febrero de 2015

CONSUELO CRISTIANO PARA LOS HOMOSEXUALES



Dios creó al hombre y la mujer los bendijo y les dijo que procrearán y se multiplicarán. Este erá el propósito de Dios para la humanidad, pero debido al pecado de Adán y Eva trajo como consecuencia muchos problemas entre estos: El homosexualismo.


Génesis 1:27-28


Creó, pues, Dios al hombre a imagen suya, a imagen de Dios lo creó; varón y hembra los creó. Y los bendijo Dios y les dijo: Sed fecundos y multiplicaos, y llenad la tierra y sojuzgadla;


Veamos que dice Wikipedia acerca de la homosexualidad:


La homosexualidad (del griego μο, homo «igual», y del latín sexus «sexo») es una orientación sexual que se define como la interacción o atracción afectiva, emocional, sentimental y sexual hacia individuos del mismo sexo.1 La palabra homosexual es un híbrido del griego homós (que en realidad significa «igual» y no deriva, como podría creerse, del sustantivo latino homo, «hombre») y del adjetivo latino sexualis, lo que sugiere un interés y una conducta sentimental y/o sexual entre personas del mismo sexo.


-En la escritura nos damos cuenta que Dios prohíbe acostarse varón con varón y hembra con hembra.

Levitico 18:22
No te echarás con varón como con mujer; es abominación.

-Pero Dios en medio de su gran amor envió a su Hijo para que todo él que crea en Èl tenga vida eterna y no se pierda, por esta razón Dios nos ofrece gratuitamente a través de la muerte del Cordero una nueva vida tanto ahora como en el futuro.


Marcos 2:17
Al oír esto, Jesús les dijo: Los que están sanos no tienen necesidad de médico, sino los que están enfermos; no he venido a llamar a justos, sino a pecadores.


Relato de un hermano cristiano:
Al igual que yo, muchos homosexuales (y quizás la mayoría) no escogieron conscientemente su orientación sexual y emocional. Yo recuerdo haber tenido esos sentimientos desde muy temprana edad. Mirando hacia el pasado, recuerdo que experimenté cierto grado de confusión respecto a mi identidad sexual y creo que ello se relacionaba con mi tenso ambiente familiar. Tuve una relación conflictiva y emocionalmente abusiva con mi madre y una relación distante con mi padre. No me di cuenta de que mi necesidad natural de amor y afirmación paternal se estaba uniendo inconscientemente con mi atracción sexual, que estaba en pleno desarrollo. Yo no pedí tener tendencias homosexuales, ni sentimientos de vergüenza, ni sufrir por el conflicto que ello me provocaba, ¡pero no podía evitarlo! No sabía qué hacer para sentirme "normal", como los otros niños.Y a pesar de que algunos la desechan como una teoría obsoleta, unos cuantos expertos en este tema afirman que este tipo de relación clásica de "padre distante" es un factor muy común en el desarrollo de la homosexualidad. Yo no puedo hablar por los demás, pero sí fue un factor decisivo en mi vida. Como hombre joven, mi lucha para abstenerme del estilo de vida gay fue increíblemente penosa. Me dejaba llevar por la tentación mientras buscaba amor y afecto en la comunidad gay. El pastor de mi iglesia intervino con "amor con mano firme", lo que me forzó a tomar una decisión crucial que cambiaría mi vida: seguir a Jesucristo o alimentar mi atracción hacia el mismo sexo. No podía hacer ambos. Tuve que forzarme a caminar de acuerdo a la convicción de mis creencias cristianas, y no según mis deseos personales


La mayoría de las lesbianas y los gays modernos muestran una actitud de temor hacia la Biblia, o más bien no conocen su contenido y creen que la Biblia lo único que contiene son reproches para ellos, pero Dios es amor y extremadamente misericordioso y desea que todos los seres humanos lleguemos a conocerlo a Èl, y a su Hijo, no importa el pasado, ni la vida que hayamos llevado.

Muchas personas que se sienten atraídas hacia el mismo sexo se sienten incomprendidas e irrevocablemente condenadas, y no ven un esfuerzo por parte de los demás por entender sus circunstancias. Esta actitud desaprobatoria ha hecho que muchos cristianos que luchan con sentimientos de atracción homosexual vivan avergonzados, aborreciéndose a sí mismos y marginándose. Algunos han abandonado por completo a Dios, porque sienten que la biblia solamente ofrece condenación y ninguna esperanza de redención, perdón o entendimiento de sus luchas.(Relatado por un hermano cristiano que dejo su vida de homosexual)


-El Hijo de Dios tuvo que venir a este mundo para salvarnos del pecado, haciendo que toda nuestra iniquidad cayese sobre Èl en la cruz, por esta razón ninguna persona está en el derecho de creer que es mejor que otro y menos pecador que otro.

Isaías 53:6
Todos nosotros nos descarriamos como ovejas, cada cual se apartó por su camino; mas Jehová cargó en él el pecado de todos nosotros.
 
Hay un consuelo muy grande y maravilloso, al mismo tiempo una esperanza para los homosexuales.. La escritura dice que cuando una persona llega a creer en Cristo y le entrega su vida a Èl , todos los pecados son enterrados en la cruz, la vieja personalidad muere en la cruz junto con Cristo, por ésta razón el que ha muerto con Cristo ha sido justificado del pecado, y así como Cristo resucitò, la persona creyente también se levanta a una nueva vida y comienza a vivir para Aquel que lo compro con su sangre.


Romanos 6:6-7


Sabiendo esto, que nuestro viejo hombre fue crucificado juntamente con él, para que el cuerpo del pecado sea destruido, a fin de que no sirvamos más al pecado. Porque el que ha muerto, ha sido justificado del pecado. ( Estoy consciente que el esclavo le dá otra interpretación diferente, per si leemos desde e versículo uno está es la narración original)
 
2 de Corintios 5:17

De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es ; las cosas viejas pasaron; he aquí, son hechas nuevas.
 
-Algunas personas consideran a los homosexuales como los pecadores de la peor clase y condenan a estas personas con tendencias homosexuales al odio más profundo, e incluso a la ridiculización y persecución. Sin embargo, la Palabra de Dios adopta la perspectiva de odiar el pecado, pero luchar por el pecador.
La Palabra de Dios amonesta a los cristianos a no condenar a una persona que tenga problemas, sino a animar a aquellos que luchan con cualquier tipo de tentación para resistir el pecado y seguir el ejemplo de Cristo. Los cristianos son exhortados a pensar según la mente de Jesucristo: "Porque no envió Dios a su Hijo al mundo para condenar al mundo, sino para que el mundo se salve por medio de Èl
.
Juan 3:16-17

Porque de tal manera amó Dios al mundo, que dio a su Hijo unigénito, para que todo aquel que cree en El, no se pierda, mas tenga vida eterna. Porque Dios no envió a su Hijo al mundo para juzgar al mundo, sino para que el mundo sea salvo por El.


Lucas 6:37


»No juzguen a otros, y Dios no los juzgará a ustedes. No condenen a otros, y Dios no los condenará a ustedes. Perdonen, y Dios los perdonará.
 
Cuando leemos en la escritura nos damos cuenta que todos somos pecadores y nadie es mejor que otro, y que si no fuese porque el Hijo de Dios dio la vida por nosotros, ninguno de nosotros se salvaría. Este pasaje incluye todo tipo de pecadores y aquí estamos incluidos todos, es decir que no hay diferencia

Romanos 3:9


¿Entonces qué? ¿Somos nosotros mejores que ellos ? De ninguna manera; porque ya hemos denunciado que tanto judíos como griegos están todos bajo pecado;

Romanos 3: 21-24


Mas ahora, sin la ley, la justicia de Dios se ha manifestado, testificada por la ley y por los profetas: La justicia de Dios por la fe de Jesucristo, para todos los que creen en él: porque no hay diferencia; Por cuanto todos pecaron, y están distituídos de la gloria de Dios; Siendo justificados gratuitamente por su gracia por la redención que es en Cristo Jesús;


Los cristianos podemos mostrar empatía a quienes están haciendo un esfuerzo para cambiar su estilo de vida equivocado, y alentarlos. Debemos seguir el ejemplo de Cristo mostrando compasión y perdón, y animando a cualquiera que está tratando de vencer el pecado.
La escritura también nos habla en una manera muy clara que todos tropezamos y que si decimos que no tenemos pecado nos estamos mintiendo así mismos, por esta razón no estamos en capacidad de juzgar a nuestros semejantes..


Santiago 3:2

Porque todos tropezamos de muchas maneras. Si alguno no tropieza en lo que dice, es un hombre perfecto, capaz también de refrenar todo el cuerpo.


1 Juan 1:8-10

Si decimos que no tenemos pecado, nos engañamos a nosotros mismos y la verdad no está en nosotros.

En realidad todos luchamos contra diferentes prácticas,  por ejemplo la borrachera, la fornicación, el robo, la mentira, la infidelidad.
 
Jesús estableció el ejemplo del perfecto equilibrio entre ser compasivos y alentadores, sin hacer la vista gorda ante el pecado. Cuando los escribas y fariseos quisieron apedrear a la mujer que fue sorprendida cometiendo un acto sexual inmoral, en vez de unirse a ellos y condenarla, él le concedió su perdón y la animó para que cambiara: "Entonces Jesús le dijo: ‘Ni yo te condeno; vete, y no peques más’" (Juan 8:11). El ejemplo de la mujer sorprendida en adulterio nos muestra en una manera muy clara, que nadie está en capacidad de tirar la primera piedra, porque todos somos pecadores, así de la misma manera ninguno de nosotros está en capacidad de latigar a otra persona porque tiene tendencias homosexuales, lo contrario estamos en la obligación moral de ayudar a estas personas y llevarlas a Cristo.

Juan 8:3-11


Pero Jesús se fue al monte de los Olivos. Al amanecer se presentó de nuevo en el templo. Toda la gente se le acercó, y él se sentó a enseñarles. Los maestros de la ley y los fariseos llevaron entonces a una mujer sorprendida en adulterio, y poniéndola en medio del grupo le dijeron a Jesús: Maestro, a esta mujer se le ha sorprendido en el acto mismo de adulterio. En la ley Moisés nos ordenó apedrear a tales mujeres. ¿Tú qué dices? Con esta pregunta le estaban tendiendo una trampa, para tener de qué acusarlo. Pero Jesús se inclinó y con el dedo comenzó a escribir en el suelo. Y como ellos lo acosaban a preguntas, Jesús se incorporó y les dijo: Aquel de ustedes que esté libre de pecado, que tire la primera piedra. E inclinándose de nuevo hacia el suelo, siguió escribiendo en tierra. Pero ellos, al oír esto, acusados por su conciencia, salían uno a uno, comenzando desde los más viejos hasta los postreros; y quedó solo Jesús, y la mujer que estaba en medio. Enderezándose Jesús, y no viendo a nadie sino a la mujer, le dijo: Mujer, ¿dónde están los que te acusaban? ¿Ninguno te condenó? Ella dijo: Ninguno, Señor. Entonces Jesús le dijo: Ni yo te condeno; vete, y no peques más.


 
Relatado por un hermano cristiano:
Tal como lo hizo Cristo, uno puede mostrar respeto y amor por los demás sin justificar sus acciones incorrectas. Cuando nos relacionemos con cualquiera que esté luchando con la homosexualidad, debemos tomar en cuenta que el respeto y ánimo que él o ella reciben de parte de otros puede hacer maravillas en cuanto a ayudarlos a cambiar sus vidas. Ciertamente, así fue en mi caso.


El apóstol Pablo le recordó a Timoteo que Jesucristo vino al mundo a salvar a los pecadores. Debemos evitar condenar a otros y, por el contrario, brindarles ánimo y apoyo mientras se esfuerzan por cambiar y mostrar mucho amor, compasión y ánimo.


1 de Timoteo 1:14-16


Pero la gracia de nuestro Señor fue más que abundante, con la fe y el amor que se hallan en Cristo Jesús. Palabra fiel y digna de ser aceptada por todos: Cristo Jesús vino al mundo para salvar a los pecadores, entre los cuales yo soy el primero. Sin embargo, por esto hallé misericordia, para que en mí, como el primero, Jesucristo demostrara toda su paciencia como un ejemplo para los que habrían de creer en El para vida eterna.…
 
- Nuestro Señor Jesús nos muestra claramente la importancia de seguirle a Èl, y nos dice en la escritura que la manera de demostrarle amor a nuestro Padre es haciendo la voluntad de Èllos, nos es una tarea fácil, pero es importante recordar que tenemos que hacer una elección en nuestras vidas, si queremos seguirlos, esto incluye todo tipo de pecados.


Juan 14: 22-23

Judas (no el Iscariote) le dijo: Señor, ¿y qué ha pasado que te vas a manifestar a nosotros y no al mundo? Jesús respondió, y le dijo: Si alguno me ama, guardará mi palabra; y mi Padre lo amará, y vendremos a él, y haremos con él morada.
 
- No obstante, tal como otros cristianos, el apóstol Pablo cuando describió su lucha contra su naturaleza humana y carnal en Romanos 7 y 8. Al momento de escribir sobre esa continua lucha Pablo se regocijaba de que Jesucristo lo ayudara a ganar sus batallas y lo salvara del pecado y la condenación de la muerte:
"Ahora, pues, ninguna condenación hay para los que están en Cristo Jesús, los que no andan conforme a la carne, sino conforme al Espíritu" (Romanos 8:1).
 
El apóstol Pablo sabía que había sido hecho salvo por la gracia de Dios mediante la fe. Sin embargo, también sabía que estar bajo la gracia de Dios —que hace posible esta reconciliación y relación con Jesucristo y el Padre— ¡no es algo que debe ser denigrado o despreciado! Pablo les advirtió a los primeros cristianos en Roma que no tergiversaran la gracia, convirtiéndola en licencia para pecar:
"¿Qué, pues? ¿Pecaremos, porque no estamos bajo la ley, sino bajo la gracia? En ninguna manera" (Romanos 6:15)


Todos podemos decidir conscientemente no involucrarnos en una conducta sexual equivocada, muchos cristianos del pasado vencieron con la sangre de Cristo y llegaron a ser justos y limpios, de la misma manera hoy día, nosotros los cristianos podemos llegar a ser limpios, cuando entregamos nuestra vida a Cristo y al Padre, haciendo a Cristo como nuestra única cabeza y no permitiendo ningún intermediario entre Cristo y nosotros.


La Biblia advierte que las personas que se rehúsan a arrepentirse del pecado, incluyendo toda forma de pecado sexual, no serán parte del Reino de Dios. Pero, al mismo tiempo, ofrece esperanza a quienes están atrapados por muchos pecados, incluyendo el comportamiento homosexual.
 
1 Corintios 6:9-11

¿O no sabéis que los injustos no heredarán el reino de Dios? No os dejéis engañar: ni los inmorales, ni los idólatras, ni los adúlteros, ni los afeminados, ni los homosexuales, ni los ladrones, ni los avaros, ni los borrachos, ni los difamadores, ni los estafadores heredarán el reino de Dios. Y esto erais algunos de vosotros; pero fuisteis lavados, pero fuisteis santificados, pero fuisteis justificados en el nombre del Señor Jesucristo y en el Espíritu.


Si queremos huir de la inmoralidad sexual, debemos decidir conscientemente abandonar nuestro estilo de vida indebido, ya sea homosexual o heterosexual, y resistir el ponernos en situaciones tentadoras.


1 Corintios 6:18


Huid de la fornicación. Cualquier otro pecado que el hombre cometa, está fuera del cuerpo; mas el que fornica, contra su propio cuerpo peca.


También es importante entender la diferencia entre la inclinación homosexual y la conducta homosexual lujuriosa. La inclinación en sí, aunque indudablemente es un problema se puede evitar como dice la escritura: Apartándonos y manteniendo la distancia, todos tenemos que lidiar con deseos erróneos de muchos tipos (Mateos 5:27-29). Pero sí seguimos alimentando esos pensamientos al final es muy fácil ponerlos en práctica con hechos concretos.




Mateo 5:27-29


»Ustedes han oído que se dijo: "No cometas adulterio." Pero yo les digo que cualquiera que mira a una mujer y la codicia ya ha cometido adulterio con ella en el corazón. Por tanto, si tu ojo derecho te hace pecar, sácatelo y tíralo. Más te vale perder una sola parte de tu cuerpo, y no que todo él sea arrojado al Gehena


Cuando comprometemos nuestras vidas a Dios podemos recibir ayuda adicional para cambiar nuestras vidas. Nuestro Sumo Sacerdote, Jesucristo simpatiza con nuestras debilidades y ha prometido extendernos su misericordia y gracia para ayudarnos en momentos de necesidad (Hebreos 4:14-16).


Hebreos 4:14-16


Por tanto, teniendo un gran sumo sacerdote que traspasó los cielos, Jesús el Hijo de Dios, retengamos nuestra profesión. Porque no tenemos un sumo sacerdote que no pueda compadecerse de nuestras debilidades, sino uno que fue tentado en todo según nuestra semejanza, pero sin pecado. Acerquémonos, pues, confiadamente al trono de la gracia, para alcanzar misericordia y hallar gracia para el oportuno socorro.


-Vivimos en una sociedad que se está degenerando en muchas formas, tal como Pablo advirtió que ocurriría en los últimos tiempos (2 Timoteo 3:1-9). La patología psicológica y sexual de la homosexualidad es solamente una de las numerosas fuerzas que destruyen vidas hoy en día.


Este mundo está bajo la influencia de un poderoso ser espiritual que es el archienemigo de Dios y la humanidad. Satanás el diablo es el causante de todos los males de la sociedad (2 Corintios 4:4). Su engaño es la raíz principal que alimenta la confusión de la humanidad en cuanto a lo correcto y lo incorrecto y entre el bien y el mal. Esto significa que los males de la sociedad solo irán de mal en peor en los días que se avecinan (2 Timoteo 3:13). Por ejemplo la televisión nos quiere hacer creer que la homosexualidad es algo normal. Y que son derechos a los cuales estamos obligados a respetar, pero luego seguirán los derechos a cometer adulterio, a fornicar,  a tener varias esposas, todos estos faltas sexuales iguales entre si.


2 de Corintios 4:4


En los cuales el dios de este mundo ha cegado el entendimiento de los incrédulos, para que no vean el resplandor del evangelio de la gloria de Cristo, que es la imagen de Dios.
 
Mientras tanto, debemos esforzarnos por evitar las influencias sexuales negativas que nos rodean. Es importante que nos sometamos a Dios como dice la biblia:  Someteos, pues, a Dios;resistid al diablo, y huirá de vosotros (Santiago 4:7). ¡Qué bendición y qué gran responsabilidad tenemos los cristianos al haber sido llamados ahora a cambiar nuestro camino de vida errado por el camino correcto." Porque somos hechura suya, creados en Cristo Jesús para buenas obras, las cuales Dios preparó de antemano para que anduviésemos en ellas" (Efesios 2:10)"


- La única solución verdadera a los males de la sociedad será la futura intervención de Jesucristo, cuando él la transformará para bien de toda la humanidad. Todos los problemas emocionales, psicológicos, sexuales y físicos del ser humano serán resueltos cuando su camino de vida comience a ser enseñado en todo el mundo, en su glorioso Reino venidero (Isaías 11:1-10). BN


Si alguno de ustedes a través de este tema el Espíritu Santo le ha llamado: No importa el problema que tengas, puedes acudir por ejemplo a una iglesia Bautista y contarles a los pastores allí tú problema, ellos estarán dispuestos a ayudarte incluso si la iglesia es grande los mas probable es que haya grupos de ayuda, allí no tienes que mantener una fachada, ni tener temor de contarles su problema, ellos te recibirán con los brazos abiertos y orarán contigo para que Dios pueda ayudarte en tu situación.




Jeremías 33:3
Clama a mí, y yo te responderé, y te enseñaré cosas grandes y ocultas que tú no conoces.

Isaias 41:10
No temas, porque yo estoy contigo; no te desalientes, porque yo soy tu Dios. Te fortaleceré, ciertamente te ayudaré, sí, te sostendré con la diestra de mi justicia
 
Cristo cambio la vida de este hermano, lo puede también hacer contigo:

Mi caso y el de otras personas constituyen un vivo ejemplo de que sí hay esperanza para los homosexuales que optan por cambiar su estilo de vida. Dios contestó mi oración ferviente, y ahora sé que él me ama. Y a pesar de que aún siento atracción por personas del mismo sexo, en general mi lucha es solo una sombra de lo que solía ser. La certeza de saber que Dios me ama me ha motivado a querer complacerlo y mantener mi vida de arrepentimiento. (Relatado por un hermano cristiano)
 
Contribuido

Martha (Frontera con Alemania)


3 comentarios:

  1. Muy hermoso articulo y muy bien planteado, todo lo dicho es exactamente cierto, todos somos hijos de Dios y a todos les debemos respeto y amor y por medio de Cristo se pueden curar todos los males y pecados de la humanidad.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Gracias Santiago, este tema fué posible escribirlo con la ayuda de Dios es lo que creó personalmente, también con el tema yo misma he aprendido mucho a entender a mis hermanos cristianos con tendencias homosexuales y al mismo tiempo entender las personas que son homosexuales. La palabra de Dios nos muestra el profundo respecto que debemos tenernos los unos a los otros y como ayudarnos los unos a los otros en las tribulaciones. Cuando yo era testiga de Jehova yo no pensaba de esa manera y latigaba mucho la gente, pero lo que no comprendía era el porque Cristo había venido a la tierra, precisamente para salvarnos de nuestro pecado, cuando Dios me quito el velo de mis ojos y me mostró su misericordia para conmigo , pude entender que yo no podía seguir latigando y apedreando a los demás, Dios quería hacer un cambio en mi ,en mi manera de pensar y actuar para con los demás, aún Dios continua conmigo en ese cambio porque es un proceso, es exactamente como un alfarero forma un vaso y es exactamente lo que Cristo quiere hacer con todos nosotros.
    Mis mejores saludos para ti y también para Estebán y su familia.
    Gracias Estebán por colocar el tema.
    Martha

    ResponderEliminar
  3. Muchas gracias a Dios, y a ti mi hermana por el esfuerzo que hiciste. La verdad es increíble con todo el conocimiento bíblico que existe en la actualidad se siga reteniendo El Espíritu que nuestro Padre da nuestras hermanas. Jehová te bendiga hermana

    ResponderEliminar

Opina: